Anuncio
Share

Expertos: Alza precio gasolinas impactará en la inflación del 2017 en México

El aumento en el precio de las gasolinas en México de entre un 14 % y un 20 % en enero de 2017 repercutirá en la inflación del próximo año, que se situará por arriba del 4 % con picos de hasta el 5 % y muy lejos del objetivo del Banco de México. EFE

El aumento en el precio de las gasolinas en México de entre un 14 % y un 20 % en enero de 2017 repercutirá en la inflación del próximo año, que se situará por arriba del 4 % con picos de hasta el 5 % y muy lejos del objetivo del Banco de México. EFE

El aumento en el precio de las gasolinas en México de entre un 14 % y un 20 % en enero de 2017 repercutirá en la inflación del próximo año, que se situará por arriba del 4 % con picos de hasta el 5 % y muy lejos del objetivo del Banco de México.

“Creemos que la inflación, que ahora está en el 3,4 %, pueda subir al siguiente año, desde enero, directamente por arriba del 4 % y alcanzar un máximo en el 2017 de 5 %, para de ahí retornar y cerrarlo en 4,3 %", pronosticó a Efe la directora de Análisis Económico-Financiero de la entidad Banco BASE, Gabriela Siller.

El Gobierno de México informó ayer que las gasolinas subirán entre el 14 % y el 20 % en enero de 2017, una pronunciada subida que llega antes de la liberalización de los precios del sector, que comenzará en marzo.

De esta manera, los precios promedio a nivel nacional vigentes del primero de enero al 3 de febrero de 2017 serán de 15,99 pesos mexicanos (0,77 dólares) para gasolina Magna, 17,79 pesos para gasolina Premium (0,84 dólares) y 17,05 pesos para diésel (0,82 dólares).

Estos precios representan incrementos para las gasolinas Magna, Premium y el diésel de 14,2 %, 20,1 % y 16,5% respectivamente y comparados con diciembre, desatando una ola de preocupación e indignación ciudadana.

“Hay que recordar que no solo es el precio de gasolina, ya que esta es un insumo y subirá el precio de otras cosas, como el transporte público”, remarcó Siller, quien consideró que en algunos momentos del año, y regiones, el alza del combustible puede llegar a ser del 30 % frente al actual.

A este factor se le añade la depreciación del peso, anclado desde la victoria del republicano Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos por encima de la temida barrera de las 20 unidades por dólar.

“Los importadores no han trasladado esto (la devaluación) a los consumidores, pero al dar vuelta al año pueden incrementar los precios”, agregó.

Ello se suma a una subida del salario mínimo y al aumento en las tarifas eléctricas que llevarán a un 2017 a tener una inflación “por arriba del objetivo” del 3 % del banco central, remarcó.

“Pero sin llegar a ser un problema, simplemente vamos a sufrir presiones inflacionarias” que aunque impactarán en el consumidor, estarán todavía “controladas”, estimó.

Para contrarrestar la inflación, el instituto emisor podría subir de nuevo las tasas de interés, en “probablemente” 50 o 75 puntos base frente al 5,75 % actual.

La analista del banco Ve por Más, Mariana Paola Ramírez, explicó que su entidad también espera una “mayor inflación” para 2017, superior al 4 % y potenciada por esta liberalización -y alza- del costo de la gasolina, aunque recordó que un aumento en el índice de precios al consumidor ya se había pronosticado anteriormente.

Adicionalmente, consideró que el próximo año el precio del crudo no fluctuará en exceso, situándose alrededor de los 55 dólares, un nivel bastante por encima del observado desde finales de 2014.

“Estamos esperando un precio moderado, y que sí tendría efecto sobre los precios de la gasolina pero no tan altos” como en otros momentos, estimó.

Hay consenso entre especialistas financieros de que subirá la inflación ante el alza de los combustibles.

“Hemos decidido modificar nuestro estimado de inflación para el cierre de 2017 de 4,3 % a 4,7 %", apuntó Casa de Bolsa Banorte Ixe en un informe del martes para evaluar los efectos de la subida de gasolinas.

Para la entidad, esta decisión genera “distorsiones” en el mercado pero supone un “esfuerzo” para liberalizar el sector.

No obstante, hubiera sido “deseable” que el incremento hubiera sido “gradual”, pues tendrá un “impacto negativo sobre la dinámica del consumo privado”, concluyó.

Asimismo, Casa de Bolsa Finamex pronosticó que la inflación anual para enero del 2017 quedará en 4,4 %, “muy superior a la meta de precios del Banco de México de 3 % +/- 1 %".

En la primera quincena del año, los precios subiría en un 0,99 % frente la segunda quincena de diciembre. “Siendo la inflación quincenal más alta desde la primera quincena de enero de 1999", alertó.

El pasado 15 de diciembre el Banco de México preveía un aumento transitorio de la inflación en 2017 para estar arriba del 3 %, aunque para 2018 esperó regresar a la meta.

Atribuyó esta alza al triunfo de Trump, la devaluación del peso o la liberalización de las gasolinas, entre otros.

En ese entonces, los expertos ya calculaban que la inflación podía llegar hasta el 4 % o 5 % hacia el cierre de 2017, aunque dependiendo de las políticas adoptadas por Trump a su llegada a la Casa Blanca.

Dichos pronósticos inflacionarios sumarían ahora varios puntos porcentuales debido a la destacada subida de los precios de la gasolina.


Anuncio