Anuncio
Share

Encuentran ocho cadáveres en el estado mexicano de Michoacán

Autoridades mexicanas encontraron los cadáveres de ocho personas en el suroccidental estado de Michoacán, donde al menos cuatro organizaciones de narcotraficantes se disputan el control de la producción y tráfico de drogas. Fotografía del domingo 25 de diciembre de 2016, cedida por la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán (SSP) de un puesto de revisión de la policía estatal en el municipio mexicano de Jiquilpan, donde ese día fueron halladas seis cabezas humanas. EFE/SSP Michoacán/SOLO USO EDITORIAL/MÁXIMA CALIDAD DISPONIBLE

Autoridades mexicanas encontraron los cadáveres de ocho personas en el suroccidental estado de Michoacán, donde al menos cuatro organizaciones de narcotraficantes se disputan el control de la producción y tráfico de drogas. Fotografía del domingo 25 de diciembre de 2016, cedida por la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán (SSP) de un puesto de revisión de la policía estatal en el municipio mexicano de Jiquilpan, donde ese día fueron halladas seis cabezas humanas. EFE/SSP Michoacán/SOLO USO EDITORIAL/MÁXIMA CALIDAD DISPONIBLE

Autoridades mexicanas encontraron los cadáveres de ocho personas en el suroccidental estado de Michoacán, donde al menos cuatro organizaciones de narcotraficantes se disputan el control de la producción y tráfico de drogas.

La Fiscalía de Michoacán informó que se trata de los cuerpos de dos mujeres y seis hombres. Estos últimos habían sido decapitados y sus cabezas fueron abandonadas el pasado domingo en el municipio de Jiquilpan.

Los cadáveres fueron encontrados en una zona boscosa del poblado de La Palma, en el municipio de Venustiano Carranza, cercano a Jiquilpan.

De acuerdo con la Fiscalía, los cuerpos fueron localizados tras la detención de cinco presuntos sicarios que la noche del lunes se enfrentaron a balazos con policías ministeriales en el municipio de Sahuayo, colindante con Jiquilpan.

Los presuntos narcotraficantes fueron capturados en poder de tres rifles de asalto AK-47 y AR-15, así como de tres pistolas y una escopeta. También se les decomisó una camioneta y una motocicleta.

Los detenidos al parecer forman parte del grupo criminal autodenominado los Viagras, brazo armado del cártel la Nueva Familia, formado con exintegrantes de la Familia Michoacana y los Caballeros Templarios.

Autoridades informaron que solo cuatro de las ocho víctimas han sido identificadas por sus familiares, por lo que los demás cadáveres permanecen en el Servicio Médico Forense.

Las cabezas de los seis hombres fueron abandonadas la mañana del domingo a las afueras de un establecimiento dedicado a la venta de aparatos de telefonía celular en la zona Centro de Jiquilpan.

Junto a las cabezas, policías ministeriales encontraron un “narcomensaje” en el que la Nueva Familia se atribuyó el múltiple crimen como venganza contra el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El Gobierno de Michoacán concentró el domingo en un cuartel a 53 policías municipales de Jiquilpan, quienes son investigados ante la posibilidad de que hayan brindado protección a los narcotraficantes.


Anuncio