Todo un mundo empresarial en el aula; la tecnología ayuda a estudiantes a abrir sus negocios

Todo un mundo empresarial dentro de una sola aula: La tecnología ayuda a estudiantes a abrir sus negocios

Por falta de dinero y orientación escolar, Alma Pedroza no logró asistir a la universidad, pero a los 20 años de edad abrió su propio negocio de venta de seguros de auto en Los Ángeles.

Ahora, la empresaria sostiene que mucha gente le pregunta cómo le hizo. Su respuesta es fácil, tener mucho empeño y seguir las enseñanzas que aprendió en una clase de negocio virtual, cuando era estudiante de preparatoria.

Cada vez más escuelas están utilizando la tecnología para proveerles a sus estudiantes mejores herramientas. El ejemplo es Virtual Enterprises International, una organización educativa nacional sin fines de lucro que ofrece a los estudiantes la oportunidad de crear y ejecutar empresas comerciales virtuales.

Actualmente el programa se encuentra en 450 escuelas de 19 estados de todo el país. A través del programa, las aulas se transforman en entornos de trabajo simulados, dice Scott Barber, maestro de negocios virtuales en la preparatoria Elizabeth Learning Center, en L.A.

“Los estudiantes que toman este curso de un año literalmente deciden entre ellos qué tipo de compañía crear, abrir y manejar”, señala Barber.

Y como dice un dicho americano, “el cielo es el límite” para estos estudiantes, ya que pueden crear desde tiendas de ropa hasta negocios de venta de artículos memorables deportivo.

Este año, por ejemplo, Elizabeth Learning Center creó Scoopalicious, un negocio de postres donde el Churro Split es una de sus creaciones más populares.

“Como todo negocio, tenemos una cuenta de dinero en línea, dinero virtual que paga por la renta del lugar, las facturas, los permisos y el personal que trabaja en este”, agrega Barber.

No obstante, ahí no se detiene la enseñanza, también existe un departamento de recursos humanos a cargo de los empleados y otros departamentos necesarios para abrir todo un negocio.

Inclusive hay un departamento de mercadeo que crea videos, comerciales, catálogos y carteleras para hacerle publicidad al negocio. Y por supuesto existen también los puestos de director ejecutivo y asistentes; todos ellos compuestos por estudiantes.

“Esta amplia gama de puestos le permite a los estudiantes escoger y reconocer sus aptitudes y habilidades. Puede que no seas bueno en las finanzas, pero puedes ser un buen supervisor de empleados. Tal vez no te gusta lidiar con los clientes, pero tienes buenas ideas para crear un producto que se vende”, dice Barber.

Dentro de la clase, los estudiantes deben crear sus hojas de vida y cartas de recomendación para aplicar a la plaza que buscan. También se someten a entrevistas de empleo con un panel de líderes de negocios.

Elizabeth Learning Center tiene 17 años con el programa, desde que Barber decidió abogar para que se ejecutara en el plantel.

“Podemos utilizar la tecnología para enseñarle a nuestros estudiantes lo que antes se podía solo con libros… los jóvenes tienen todo un mundo empresarial que explorar dentro de una sola aula”, agrega.

“Este tipo de clases se están expandiendo cada vez más y nuestros estudiantes angelinos deben ser parte de ese cambio”, dice el maestro.

Para Pedroza, su clase de negocio virtual le cambió la vida.

“Estoy orgullosa de ser inmigrante y llevar 10 años con mi negocio de seguros en pie. No pude asistir a la universidad, pero en lugar de ponerme triste tomé esta opción que me ha hecho confiar en mis habilidades”, dice Pedroza.

Alexander Ramírez, un estudiante que actualmente funge como gerente de información en Scoopaliciuos, sostiene que ahora tiene una noción más grande de lo que es una empresa.

“La clase ha sido una experiencia gratificante porque a mis 17 años de edad es interesante poder pensar la idea de tener mi propio negocio”, dice Ramírez.

“Virtual Business nos prepara en todo: Habilidades sociales, habilidades en computación, matemáticas, trabajo en equipo…nos hace más creativos y nos abre una ventana de oportunidades nunca antes contempladas”, finaliza.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°