Anuncio
Share
Local

Vela Muxe; homosexuales y transexuales zapotecos enaltecidos entre el rechazo

vela Muxe, zapoteca, fiesta, Oaxaca, celebracion gay

Maritza Sachez fue reina de la Vela Muxe 2014. Ella entrega su corona este fin de semana.

(Cortesía)

Mientras ser homosexual y transgenero se paga en ocasiones con burlas, acoso, agresión y hasta la muerte en Estados Unidos y el mundo entero, la comunidad oaxaqueña en México enaltece a este sector con la celebración zapoteca de la Vela Muxe.

La fiesta de origen prehispánico promueve la inserción de la diversidad sexual al aceptar al muxe con un tercer genero y al mismo tiempo celebra la cultura.

En esta celebración, que se lleva a cabo desde hace unos 40 años en México, hay baile, música, comida, adoración a los santos de diferentes regiones de Oaxaca y el reconocimiento al muxe como parte de la sociedad. Y en los Ángeles, la tradición no se queda atrás, ya que el evento toma lugar este domingo 22 de noviembre por tercer año consecutivo.

“Las Velas son fiestas nocturnas que se realizan en la región del Istmo de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca”, dijo Miriam López, madrina de la festividad y directora artística de Ballet Folklórico Nueva Antequera.

Anuncio

¿Quiénes son los muxes?

Los muxes son las personas que nacieron varones, pero asumen el rol de una mujer porque esa es su orientación. Así que no se les considera mujeres sino un tercer genero, destacó López.

No obstante, el nacer muxe para muchas familias es señal de bendición, ya que estas personas son las que se responsabilizan de cuidar a sus padres y trabajan para contribuir a la economía de la región.

“Si una familia ve que tiene un muxe en el hogar, a este se le empieza desde pequeño a dar un rol más femenino, se le viste con el huipil, el traje regional de la mujer indígena y se les enseñan labores propias como la cocina, el diseño, la confección, la peluquería y artes similares”, dijo López.

Anuncio

Sin embargo, ser muxe en Oaxaca o en Los Ángeles, “no significa que vives en el paraíso. A este sector aún cuando ha existido por siglos, se le discrimina por mucha gente, pero quienes le rodean son más tolerantes porque saben que son parte de la sociedad”, aseveró López.

En contexto, “queremos darle visibilidad a la comunidad muxe y demostrar que existe la posibilidad de la inclusión de la diversidad sexual tal como sucede en gran parte de la región del Istmo de Tehuantepec”, dijo José Pablo Martínez, otro organizador del evento en Los Ángeles.

Cada Vela Muxe corona a una reina que se ha ganado su nuevo rol gracias a su activa participación en otros eventos comunitarios.

Este 2015, la reina será Brianna Pabel, cuyo nombre de nacimiento es Alfredo García, oriundo de Jalisco, Guadalajara.

“Para mí es un orgullo llegar a ser reina en el evento. Tengo cuatro años y medio aprendiendo sobre la cultura oaxaqueña y siempre me ha fascinado”, dijo Pabel, quien se identifica como mujer transgenero.

Para Pabel, de 27 años de edad, la tarea de servir a la comunidad es doble; “No soy oaxaqueña así que tengo que demostrar quién soy por mis hechos y hacerme valorar como ser humano”.

Otra de sus tareas es educar a la comunidad sobre la comunidad gay, transgenero y la cultura muxe.

“Uno nunca sabe cuando pueda tener un hijo muxe. Debemos educar a la comunidad a la tolerancia y la aceptación”, agregó.

Anuncio


Anuncio