Anuncio
Share

Mayoría de jóvenes trabajan por necesidad y no por obtener ingresos adicionales

Foto de archivo.

Foto de archivo.

Más del 60 % de los jóvenes que trabajan en los restaurantes y los negocios minoristas de Los Ángeles son de origen hispano y lo hacen por necesidad y no por obtener ingresos adicionales, según un informe presentado ayer por el Centro del Trabajo de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

El reporte “Soy un #joventrabajador”, que usa el nombre de la etiqueta utilizada para identificar el proyecto en las redes sociales, encontró igualmente que estos empleados jóvenes tienen que adaptarse a horarios variables, la mayoría no tiene beneficios adicionales y muchos son de tiempo parcial.

“Al contrario de las narrativas familiares acerca de los trabajadores jóvenes, la gran mayoría en el condado de Los Ángeles trabaja debido a una necesidad económica en lugar de buscar dinero para comprar ropa, iPhones o para salidas nocturnas”, resaltó el informe.

En este número, menos del 1 % de los jóvenes que trabajan utilizan su ingreso solamente para actividades recreativas y de placer, concluyó el análisis.

Por el contrario, cerca de la mitad de los encuestados contribuye de alguna manera con su trabajo a los gastos familiares y cerca del 66 % de los jóvenes trabajadores pagan renta o una hipoteca.

La investigación destacó que uno de los problemas principales es la liquidación errónea de los salarios, donde a los trabajadores muchas veces no se les pagan sus horas extras o los descansos compensatorios.

“Cuando recibí mi pago vi que esa no era la suma que yo tenía calculada y al revisar las cifras me di cuenta que estaba incorrecto por lo que decidí hacer algo y denunciar el caso”, contó Trina Tran, trabajadora de un restaurante.

Cinthia Flores, analista sénior de Administración Pública del Centro del Trabajo de UCLA, señaló que el informe también encontró que “los jóvenes trabajadores en Los Ángeles experimentan constantemente arduas condiciones de trabajo”.

“Tenemos una pelea con el Súper (supermercado de origen mexicano) porque no está tratando los trabajadores con respeto, no les da garantía de horas, los sueldos están por los suelos”, denunció a Efe Fermín Rodríguez, uno de los trabajadores encuestados.

El estudio encontró que “más de la mitad de los trabajadores jóvenes encuestados había experimentado abuso verbal, principalmente de los clientes y una tercera parte de los empleadores o supervisores”.

Flores, una salvadoreña, igualmente hizo notar que los trabajadores del estudio “enfrentan horarios de trabajo inestables y les queda muy poco tiempo para estudiar”.

El informe constató que el 51.4 % de los trabajadores encuestados está “disponible” para ir a trabajar cuando lo llamen y el 74 % sólo algunas veces o nunca cuenta con un horario preestablecido.

En forma similar, el 71.8 % desea tener más horas de trabajo y el 19 % tiene más de un empleo para lograr cubrir sus gastos mensuales.

Aunque en los sectores analizados de venta al detalle y alimentos emplean gran cantidad de trabajadores jóvenes en el condado de Los Ángeles, 75 % de los jóvenes recibe salarios muy bajos.

Para Alfredo Álvarez, un estudiante de UCLA que participó en la aplicación de las encuestas y entrevistas, la experiencia además de “enriquecer su visión” sobre las condiciones de trabajo de los jóvenes también le mostró “una realidad diferente de la esperada”.

Bajo la etiqueta #joventrabajador puesta en las redes sociales muchos pudieron comentar su experiencia sobre lo que significa ser un joven trabajador.

“Ser un trabajador joven significa tener que trabajar más duro que la gente mayor con más experiencia, para probar que tú puedes manejarlo”, afirmó en su comentario Emely Montes de Oca.

Además de mejores salarios, un mejor trato como empleados, horarios preestablecidos de trabajo y “una administración respetuosa que cumpla las leyes laborales”, los jóvenes trabajadores también quisieran tener beneficios laborales y protecciones en su empleo.

Además la cobertura médica para ellos y su familia son uno de los principales deseos de estos jóvenes, entre los cuales el 20 % tiene hijos.

El estudio se realizó a través de encuestas y entrevistas a cerca de 600 trabajadores entre 18 y 29 años de edad, en las industrias de venta al detalle y los servicios de alimentos, dos de los sectores que emplean la mayor cantidad de gente joven en el condado de Los Ángeles.

El análisis encontró que el 60.6 % de los trabajadores jóvenes en estos dos sectores de servicio en Los Ángeles es hispano, el 22.6 % es blanco, el 5.8 % es afroamericano y el 8.4 % es asiático.


Anuncio