Anuncio
Share

“Detenga las redadas”, dicen a Obama mientras entregan miles de firmas

Foto de archivo. Los activistas aprovecharon la oportunidad para explicar que los inmigrantes centroamericanos vienen huyendo de la violencia en sus países y "hay que mirar el lado humano".

Foto de archivo. Los activistas aprovecharon la oportunidad para explicar que los inmigrantes centroamericanos vienen huyendo de la violencia en sus países y “hay que mirar el lado humano”.

Representantes de las principales coaliciones defensoras de los inmigrantes entregaron ayer miles de firmas ante las autoridades de inmigración de Los Ángeles pidiendo que se suspendan las redadas contra los inmigrantes indocumentados uniéndose a un evento similar realizado en Washington D.C .

Luego de una manifestación frente al edificio del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), los representantes de las organizaciones entregaron cerca de 10.000 firmas en estas oficinas.

“Entregamos las peticiones de California uniéndonos a los de toda la nación que se entregaron ayer en Washington a la administración del presidente”, declaró Apolonio “Polo” Morales, director de Políticas de Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla).

En forma similar ayer en Washington D.C. fueron entregadas 136 mil firmas a funcionarios de la Casa Blanca, en cajas donde se leía “Presidente Obama ¡detenga la redadas!”.

Sandra, una inmigrante centroamericana que pertenece a la organización Somos Casa aseguró junto a las cajas con las firmas frente a la Casa Blanca que, “vine con mi hijo huyendo del hambre y la violencia”.

Según señalaron los activistas, el anuncio de redadas en todo el país dirigidas a la comunidad inmigrante centroamericana, ha creado no sólo temor entre los familias sino ansiedad entre los niños, muchos de ellos ciudadanos estadounidenses, pues sus padres podrían ser deportados.

Las organizaciones que participaron ayer en la entrega de las firmas en Los Ángeles liderada por Chirla, fueron Reforma de Inmigración para Estados Unidos, el sindicato Unite Here, el Centro Trabajadores Filipinos (PWC) y el Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (Cofem), entre otros.

Las peticiones entregadas en Los Ángeles fueron recibidas por el asistente del director de la oficina regional del ICE, Jorge Field, quien dijo “que ellos solamente están siguiendo lo que está indicando la administración en Washington D.C.”, agregó Morales.

Los activistas aprovecharon la oportunidad para explicar que los inmigrantes centroamericanos vienen huyendo de la violencia en sus países y “hay que mirar el lado humano”.

Morales señaló que el próximo paso es trabajar conjuntamente con Washington D.C. para buscar una solución legal como por ejemplo el Estatus de Protección Temporal (TPS) para estos inmigrantes.


Anuncio