Anuncio
Share

Satánico se postula para senador demócrata de California

Hill nació en Missouri, fue sargento de la marina en Estados Unidos. Se mudó a California en 1980 y trabajó más de una década en la Correccional de California.

Hill nació en Missouri, fue sargento de la marina en Estados Unidos. Se mudó a California en 1980 y trabajó más de una década en la Correccional de California.

(Cortesía)

Steve Hill, un miembro del Tempo Satánico y antiguo soldado de las fuerzas armadas anuncia su postulación para senador demócrata de California en el Distrito 21, para reemplazar a Sharon Runner, quien no busca reelección.

Hill, quien también trabaja como comediante en Los Ángeles, tiene en su plataforma electoral reformar la educación escolar y reducir las encarcelaciones y el número de reos a través de más programas y servicios para la comunidad y los estudiantes.

Sin embargo, estos proyectos enfrentan una barrera. Hill sabe que por ser ateísta y ser miembro del Templo Satánico, no hay políticos demócratas que lo apoyen, por lo que busca cambiar al partido independiente.

“Yo y unos voluntarios estamos trabajando en mi campaña, pero básicamente no tenemos el respaldo como mis dos oponentes republicanos y otro demócrata. No tengo los medios para hacer pancartas, tocar puertas, instalar carteras o llamadas por teléfono”, señala.

Hill sostiene que sus creencias no deben asustarle a la gente y sugiere que la comunidad se informe antes de juzgarlo.

“Mi mensaje a la comunidad es que todos somos creados igual y todos podemos adorar lo que se nos pegue la gana”, dice Hill.

El Templo Satánico es un grupo nacional ateísta activo en la política, sostiene Hill.

La misión del templo es alentar la benevolencia y la empatía entre otros, rechazar la tiranía autoritaria, abogar por la práctica del sentido común y la justicia así como guiar a la conciencia a realizar metas nobles guiadas por la voluntad propia, predica el templo en su página web.

“No me juzgues y no te juzgaré. Tu religión puede ser tan estúpida como la mía. Sé que el satanismo tiene una connotación negativa, pero todo ese viene de la bíblica que usa a Satán para asustarte para que ames ‘al otro hombre’ y al resto de la humanidad”, dice Hill.

No obstante, “yo soy el que es discriminado. Los demócratas me den la espalda y hasta mi propia gente no me apoya. Se me ha tratado atrozmente por ser ateísta y afroamericano. He visto la hipocresía en la religión”, asegura el candidato.

Lucien Greaves, portavoz del Templo Satánico, califica la postulación de Hill como refrescante.

“En una nación donde la mayoría de nuestra población religiosa lucha para mantener la discriminación como un valor religioso, exonera guarderías religiosas y escuelas de cumplir con los estándares de atención básica y permite que los niños sean golpeados como una forma de castigo en un gran número de escuelas públicas, es refrescante tener un candidato que se postula para un cargo que aboga por los valores satánicos saludables”, dice Greaves.

Hill nació en Missouri, fue sargento de la marina en Estados Unidos. Se mudó a California en 1980 y trabajó más de una década en la Correccional de California.

“El sistema carcelario está lleno de afroamericanos, latinos y algunos anglosajones del ala socioeconómica pobre… Es lógico que si la gente no tiene oportunidades positivas, van a tener más oportunidad de hacer algo negativo”, dice el afroamericano de 54 años de edad.

A pesar del reto de llegar al senado, Hill cree que si “el payaso Donald Trump” ha podido asegura su nominación, él también puede lograrlo.

“Cuando los historiadores traten de considerar el por qué [Trump ha llegado a donde está], van a tener que considerar la privación extrema y la desconfianza del electorado estadounidense que llegó a preferir a alguien que podía hablar abiertamente, en vez de otro títere preparado administrado por partidarios insidiosos y un comité de encuestadores”, dice Hill.

“La edad de los candidatos patrocinados por las empresas debe llegar a su fin. Unámonos para elevar a nuestros menos privilegiados y proporcionemos oportunidades para nuestros hijos”, finaliza.


Anuncio