Anuncio

Puede registrarse para votar y de paso pedir unos de asada en algunas ‘loncheras’ en L.A.

Foto de archivo.

Foto de archivo.

En un último esfuerzo para recolectar el voto latino, líderes sindicalistas y políticos electos de California comenzaron hace unos días una campaña a favor de la candidata demócrata Hillary Clinton en camiones “loncheras” donde los votantes podrán registrarse.

La iniciativa de usar estos populares camiones de comida para promover el registro de los hispanos vino como reacción a un comentario hecho por Marco Gutiérrez, director del grupo de California de Latinos por Trump, que señaló que la cultura latina es muy impositiva y si no se adopta una política correcta de inmigración “vamos a tener un camión de tacos en cada esquina”.

La campaña fue lanzada por el sindicato Trabajadores Unidos de Servicios del Oeste (USWW) que forma parte del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) y representa a más de 40.000 trabajadores de limpieza, agentes de seguridad y trabajadores de servicio de aeropuertos y otros trabajadores de servicios a propiedades en California.

El evento, que manifestó su apoyo a la candidata demócrata, que ha recibido el respaldo oficial del SEIU, contó con la presencia del presidente encargado del Senado, Kevin de León.

En su corto discurso, De León preguntó a la audiencia "¿Alguien quiere a Trump como presidente?”, y el grupo de cerca de 100 personas contestó al unísono: "¡Nooo!”.

Rocío Sáenz, vicepresidente de SEIU internacional, aseguró que los latinos con sus votos van a elegir políticos “proinmigrantes, protrabajadores, profamilias y para asegurar que pueden construir un futuro mejor vamos a elegir campeones como Hillary Clinton”.

La sindicalista cerró su invitación a votar en la “primera tacotón” -como se le llamó- con la consigna que hiciera famoso a César Chávez de “Sí se puede” ante un grupo de trabajadoras que portaban las letras del nombre “Hillary”.

Además de los simbólicos camiones de tacos, desde la sede del sindicato en Los Ángeles se inició un esfuerzo para contactar telefónicamente a posibles votantes que no se hayan registrado.

La fecha límite para el registro de nuevos votantes en California es el 24 de octubre.

El comentario de Gutiérrez ya generó iniciativas similares en otros estados como Texas y Arizona donde se están realizando campañas similares de registro de votantes con “loncheras”.

Los latinos representan cerca del 34 % de la población mayor de 18 años de California, reflejan el 28 % del total de registro con casi 7 millones de inscritos y solo el 18 % de los muy probables votantes, de acuerdo con reportes del Centro de Investigación Pew y el Instituto de Política Pública de California.


Anuncio