Anuncio
Share

Nuevas tormentas golpean el sur de California. Torrentes de lodo obstruyen la autopista 101

Otra tormenta alimentada por el fenómeno de El Niño dejo una fuerte precipitación pluvial en el sur de California y trajo consigo un mayor riesgo de inundaciones y deslizamientos de tierra y nieve en las zonas montañosas.

Pero no ha pasado lo peor. Los meteorólogos están pronosticando granizo del tamaño de monedas de 25 centavos, ráfagas de viento de hasta 45 millas por hora y hasta 3 pulgadas de lluvia

El miércoles, una advertencia de inundación repentina fue emitida para las zonas costeras del Condado de Ventura alrededor Solimar Beach y deslizamientos de tierra forzaron el cierre parcial de la autopista 101 en las playas estatales de ese condado. Un vídeo del Departamento del Sheriff del Condado de Ventura mostró flujos pesados ¿¿de barro inundando los carriles hacia el norte de la autopista. La zona se vio afectada por un incendio durante las vacaciones de Navidad, por lo que el suelo en las laderas se encuentra peligrosamente inestable.

A menos de dos millas de distancia, olas de varios metros de altura se estrellaron contra las casas ubicadas en los acantilados. En esa zona la acumulación de agua fue de alrededor de una pulgada por hora.

Los residentes de La Conchita se preparaban para posibles deslizamientos de tierra que podrían afectar a esa pequeña comunidad costera del Condado de Ventura, donde 10 personas murieron hace una década después de que 400.000 toneladas de lodo se deslizaron por una montaña.

En Santa Clarita también se emitió una advertencia de inundación repentina para el área afectada por un incendio durante el mes de junio.

El servicio meteorológico dijo el miércoles por la mañana que Los Ángeles podría recibir hasta 2,82 pulgadas de lluvia, Long Beach más de 3 pulgadas y Pasadena hasta 3,75 pulgadas este jueves por la mañana, de acuerdo con sus cálculos.

Los expertos predijeron que la tormenta se traduciría en más de 13 pulgadas de nieve en el lago Arrowhead, obligando a l cierre de las escuelas en esa población, según anunció el distrito escolar en su página web.

En el condado de Kern, muchos clientes de AT & T experimentaron un corte en el servicio, incluyendo el servicio de emergencia 9-1-1.

El Condado de Los Ángeles ha activado un centro de operaciones de emergencia para ayudar a las agencias en la ayuda para las personas desamparadas. Una línea telefónica gratuita las 24 horas se estableció para los residentes y propietarios de negocios.

Las autoridades se encuentran sumamente preocupadas por la gran cantidad de personas sin vivienda que se encuentran en cuencas y zonas de alto riesgo. Los agentes han visitado campamentos para difundir noticias de peligro inminente. Pero de acuerdo con un informe publicado por Los Ángeles Times, los planes para dar cabida a las personas sin hogar son “desmesurada y groseramente inadecuados”.

Alrededor del 70% de unas 44.000 personas sin hogar duermen en las calles de la ciudad y se necesitan estrategias para “aliviar el sufrimiento de estas personas en estas tormentas”.

Organismos y líderes de la ciudad instaron a las autoridades de la ciudad a identificar los edificios públicos y privados que podrían convertirse en refugios temporales y a que se relajen las ordenanzas de salud, bomberos y código de seguridad para que dichos espacios puedan servir como refugios. También recomendaron que se distribuyan entre las desamparadas casas de campaña, lonas y ponchos para las personas que no puedan encontrar espacio en los refugios.

En un desarrollo inusual, el Centro de Predicción de Tormentas del Servicio Meteorológico dijo que el sur de California - y sus más de 19,2 millones de habitantes – tiene un " riesgo marginal” de tormentas eléctricas severas o incluso un tornado.

“Lo principal es que sólo estamos viendo la inestabilidad atmosférica hoy”, dijo el meteorólogo del NWS Emily Thornton. “Creo que es bastante amplio y que podría suceder”.

Thornton dijo que la tormenta actual podría extenderse por un período más largo, y que el vertido de agua podría seguir creciendo con relativa rapidez.

Un descanso en la lluvia podría aparecer el viernes, pero se esperaba que otro sistema golpeara el sur de California, el sábado por la noche.

Las áreas de mayor preocupación de nuevo serán laderas quemadas en los incendios de malezas, que tienden a estar en mayor riesgo de flujos de lodo.

Pero las autoridades han dicho que cuatro años de sequia han puesto incluso las laderas que no han sufrido de incendios, en grave riesgo de inestabilidad. La sequía ha secado la vegetación, dejando poco para contener la tierra suelta.

El miércoles trajo más lluvias a Los Ángeles que cualquier día en el año 2015 a excepción de uno, el 15 de septiembre, cuando llegaron a nuestra zona los restos del huracán, dijo Bill Patzert, climatólogo con el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en La Cañada Flintridge.

La sequía, Patzert dijo, añade un elemento imprevisible para este año de El Niño, en comparación con los últimos dos eventos importantes, en 1982-83 y 1997-98.

El martes, un tornado se informó en Vernon que arrancó pedazos de techos y causó otros daños a ocho edificios comerciales. Por la mañana del miércoles, los funcionarios habían degradado el fenómeno a un “Gustnado” - una rápida, nube giratoria que es más pequeño y menos potente que un tornado.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio