Anuncio
Share

DeVry tendrá que pagar millones de dólares por promesas falsas a estudiantes

Bajo el acuerdo, DeVry deberá de pagar 49.4 millones a la FTC para reembolsar a los estudiantes calificados perjudicados por la publicidad falsa.

Bajo el acuerdo, DeVry deberá de pagar 49.4 millones a la FTC para reembolsar a los estudiantes calificados perjudicados por la publicidad falsa.

(AP)

La Universidad DeVry, una de las escuelas con fines de lucro más grandes de la nación, tendrá que pagar millones de dólares en un acuerdo extra judicial con la Comisión Federal de Comercio (FTC) por hacer promesas falsas a sus estudiantes.

La demanda impuesta en enero alega que la escuela engañaba a los interesados afirmando que el 90 por ciento de sus estudiantes encontraban empleo en menos de seis meses de su graduación cuando estas estadisticas eran falsas.

FTC sostiene en sus documentos que DeVry University, la cual cuenta con planteles en Sherman Oaks, Long Beach, Anaheim, San Diego, Palmdale y Pomona, se anunciaba en comerciales y publicaciones impresas con testimonios falsos.

Bajo el acuerdo, DeVry deberá de pagar 49.4 millones a la FTC para reembolsar a los estudiantes que se considere resultaron perjudicados por la publicidad falsa.

Se estima que unos 30 millones cubrirán el saldo total de todos los préstamos estudiantiles privados no pagados que DeVry otorgó a los estudiantes durante los años afectados del 2008 al 2015.

Por último, la institución con fines de lucro pagará otros 20.3 millones de dólares para reembolsar a los estudiantes por gastos relacionados con la educación, como matrícula, libros y tarifas de laboratorio.

Una vez aprobado por los tribunales federales, DeVry está obligado a notificar de inmediato a los estudiantes que recibirán el alivio, así como deberá de avisarle a las agencias de crédito y agencias de cobro de préstamo sobre el perdón de las deudas de sus estudiantes.

DeVry también tiene prohibido exagerar los números de colocación de empleo a futuros estudiantes y ya no puede prohibir a los ex estudiantes hacer quejas formales sobre la escuela a las agencias federales.

DeVry también deberá de entregar expedientes y diplomas previamente retenidos debido deudas pendientes, así como deberá de cooperar con futuras solicitudes de diplomas, transcripciones e información relacionada con la inscripción o graduación de los estudiantes.

Whitney Barkley-Denney, abogada de política con el Centro para Préstamos Responsables (CRL) declara que el acuerdo provee un alivio significativo para los estudiantes.

“Este acuerdo debe recordarle a las universidades con fines de lucro que, deliberadamente engañar a los estudiantes y los contribuyentes, son acciones que no serán toleradas”, dijo Barkley-Denney.

“Sin embargo, debe haber esfuerzos más vigorosos para evitar que las escuelas utilicen prácticas engañosas para acceder a préstamos estudiantiles y subsidios y que eviten las prácticas abusivas de reclutamiento”.


Anuncio