Anuncio

Ya puede viajar en línea exprés del ‘freeway’ sin obtener multa: ¿Por cuánto tiempo y dónde?

(Los Angeles Times)

Con los emergentes cambios en las autopistas del Sur de California y las nuevas señales que en ocasiones confunden a los conductores, la junta de Metro aprueba una propuesta para despenalizar las líneas rápidas, mejor conocidas como líneas exprés.

El programa piloto permitirá que los conductores sin transpondedores, o un sistema de cobro de peaje electrónico, utilizado en las vías de peaje en California que permite a los conductores conducir a través de los carriles designados, utilicen las “ExpressLanes” sin obtener multas, como regularmente se acostumbra.

La Junta de Directores de Metro aprobó la propuesta de la supervisora del Condado de Los Ángeles, Janice Hahn, para promulgar un programa con duración de un año para probar la despenalización de los carriles 110 y 10.

“Usar nuestros ‘ExpressLanes’ puede ser desalentador para alguien que no conoce la dinámica de este sistema”, dijo la supervisora Hahn.

“La señalización es confusa y sé que hay muchas personas que no han tenido la molestia de conseguir un transpondedor. Mi esperanza es que este programa piloto haga que nuestras ExpressLanes sean más fáciles de usar y menos punitivas”, sostiene.

Actualmente, el modelo ExpressLane de Metro requiere que cada usuario tenga un transpondedor instalado en su vehículo. Si no lo hacen, las cámaras toman fotos de la placa del vehículo y le envían una multa de 25 dólares por correo.

No obstante, si un agente la Patrulla de Caminos de California detiene un automóvil en ExpressLane sin un transpondedor, el conductor puede obtener una multa de $250.

El nuevo modelo, de nombre “Pay as you use”, le permite al conductor sin transpondedor usar las líneas rápidas sin temerla a la multa, aunque Metro simplemente enviará una factura por correo al conductor con instrucciones para pagar la tarifa de congestión con una tarifa administrativa adicional de 4 dólares.

La Junta Directiva de Metro aprobó por unanimidad la propuesta para estudiar el impacto en la congestión y el uso del ExpressLane.

Metro necesitará un estimado de nueve meses para configurar este programa, y se le indicó que realice una amplia difusión pública para evitar la confusión de los conductores.

La aprobación de Metro del programa piloto se produce nueve meses después de que la supervisora Hahn propusiera la idea.

Para Mariela Rodríguez, conductora regular, la idea es “muy justa”.

“Definitivamente hay mucha construcción de carriles por todos lados. Las autopistas cambian, y a veces las señales son confusas. El problema es que cuando manejas solo tienes segundos para decidir qué línea tomas, y eso me ha costado multas”, sostiene Rodríguez.

Este plan piloto entra en efecto a partir de esta semana, y termina en enero 2020.


Anuncio