Anuncio
Share

Exigen vivienda para víctimas de tráfico humano como ‘otro paso para erradicar el crimen’

(AP)

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) afirma que su Equipo Operativo contra el Tráfico Humano rescató a 10 víctimas de la trata de personas en el 2016.

Y aunque aún no revelan la cifra de víctimas del año 2017, las autoridades estiman el número puede ser mayor.

Cuando las víctimas son rescatadas, la política local consiste en ofrecerles apoyo mental y darles una guía para reingresar a la sociedad como ciudadanos productivos. No obstante, muchas de estas personas no tienen un hogar fijo.

Para ayudarles a evitar la indigencia, un comité de la ciudad de L.A. aprobó el fin de semana ofrecerles vivienda.

“Este es un tema que ha sido de vital importancia para mí desde el día que fui elegida como miembro del concejo”, sostiene Nury Martínez, concejal del Distito 6, quien actualmente instruye al Departamento de Inversiones Comunitarias en el desarrollo de viviendas para las víctimas de trata.

“Este no es un problema que solo afecta a mi Distrito, pero sus impactos negativos se sienten en todo Los Ángeles y el resto del mundo’’, señaló la funcionaria.

De acuerdo a la concejal Martínez, la construcción de viviendas para este sector representa una oportunidad para que la ciudad sea líder en ayudar a las mujeres a encontrar un lugar seguro para liberarse de sus abusadores.

“Es vital que apoyemos a las víctimas de la trata de personas que necesitan un lugar que pueda ofrecer refugio, recursos, protección y sirve como un espacio seguro de transición”, agregó la concejal, quien recientemente fue criticada por varios residentes al intentar reducir este crimen con el embellecimiento de algunas calles de San Fernando.

Martínez añade que actualmente muchas de las víctimas reciben ayuda parcial en cuanto se trata a vivienda, tal como vales para vivir en hoteles de paso, por lo que terminan instalándose en los lugares donde fueron rescatadas.

En una entrevista con Virginia Isaías, creadora de la Fundación de Sobrevivientes de Tráfico Humano, en Santa Ana, lo vital para muchas de estas personas es un hogar seguro y estable.

“Se le puede enseñar a la comunidad a reportar el crimen y se le puede dar ayuda mental a la víctima, pero al quedarse solas y sin un techo… éstas pueden ser forzadas una vez más a las drogas, la prostitución y el abuso”, dijo Isaías.

“Estamos hablando en su mayoría de jovencitas que no tienen un sistema de asistencia completo para recuperarse, y que necesitan toda una gama de servicios”, añadió.

Por su parte, Debra Dolce, quien opera la organización de ayuda Forgotten Children Inc, en Lynwood, expone que el entrenamiento de empleo debe de ir de la mano con la ayuda de vivienda.

“En el centro, por ejemplo le proporcionamos artículos de higiene, ropa y hasta comida a las mujeres que trabajan de noche. Sin embargo, muchas de estas que trabajan para criminales, no tienen experiencia en otros empleos que les proporcionen la libertad de los criminales que las manejan”, aseveró Dolce.

“Se necesita también empleo fijo y entrenamiento a parte de que la vivienda es otro paso para erradicar el crimen”, dice Dolce.

Se espera que la solicitud de vivienda sea discutida ante el concejo angelino esta semana.


Anuncio