Anuncio
Share
Local

Vendedoras ambulantes arrestadas en Los Ángeles: ‘Los negocios no son gobierno’

Vendedoras ambulantes arrestadas en Los Ángeles: ‘Los negocios no son gobierno’
(Selene Rivera)

Siete mujeres de la Campaña de Vendedores Ambulantes de Los Ángeles fueron arrestados afuera del Ayuntamiento, durante una protesta contra una propuesta que les daría a los dueños de negocios el poder de veto sobre los vendedores ambulantes para recibir licencias.

En febrero del 2007, una ordenanza pidió que las autoridades dejaran de criminalizar a los vendedores ambulantes, y prometió trabajar en un sistema de permiso legalizado. No obstante, hasta la fecha no habían hablado del tema.

Según la campaña de vendedores callejeros, alrededor del 80 por ciento de todo su sector son mujeres.

Tras los arrestos del viernes, Isela Gracián, presidenta de East LA Corporación Comunitaria, dijo que este veto comercial pone en riesgo a mucha gente.

Anuncio

“Ellas ya están sufriendo de los negocios que las extorsionan, que les piden derechos de paso públicos en las aceras, y si este veto empresarial se mantiene en la política, perjudicará a nuestro vendedores ambulantes y perjudicará a las mujeres que salen en el día a día a proveer para su familia”, dijo la activista comunitaria.

Alrededor de 100 activistas participaron en la manifestación, luego algunos de ellos ingresaron al ayuntamiento para visitar las oficinas de los miembros del concejo.

Al salir del edificio, siete de ellas intentaron bloquear el tráfico y fueron arrestadas por reunión ilegal, según el sargento Barry Montgomery, del Departamento de Policía de Los Ángeles.

“Nos extorsionan por dinero para usar propiedad pública y el ayuntamiento no puede continuar permitiendo que van a crear una mejor política”, dijo Debbie Hyman, una vendedora ambulante del Parque Leimert.

Anuncio

“Estas mujeres detenidas se están asegurando de que nuestras voces sean escuchadas porque es una cuestión de justicia para las mujeres”, agregó.

Natalia Cuevas, una vendedora del este de Los Ángeles, sostuvo que el concilio le está dando poder a los negocios para “lavarse las manos con los negocios ambulantes a los que se les había prometido ayudarlos”.

“Los negocios no son gobierno… ellos no tienen poder. Los concejales son los que deben de hacer un plan para asistirnos, en momentos donde no hay mucha oportunidad de empleo, servicios de capacitación, y donde estamos siendo acosados por la ’migra’”, dijo Cuevas.

Dos comités del Concejo Municipal de Los Ángeles aprobaron un plan integral en noviembre para un sistema de permiso regulado para la venta ambulante.

El plan pondría fin a la distinción de la ciudad, como el único municipio importante de la nación que prohíbe la práctica. Pero la propuesta todavía está apenas en camino al ayuntamiento. Este plan es el mismo que traería regulaciones a la industria, incluida la de permitirle a los negocios vetar a los vendedores ambulantes.

El mes pasado, el senador Ricardo Lara, de Bell Gardens, presentó un proyecto de ley que impediría a las ciudades regular o prohibir la venta a menos que desarrollen un sistema de permisos.

La presión para darle a las empresas el poder de veto sobre la venta ambulante, viene de algunos grupos empresariales, y también plantea una serie de asuntos legales.


Anuncio