Anuncio
Share

USCIS Incrementa las cuotas en las aplicaciones para el beneficio DACA

USCIS aceptado un total de 1,451,195 solicitudes iniciales y de renovación DACA para su revisión.

USCIS aceptado un total de 1,451,195 solicitudes iniciales y de renovación DACA para su revisión.

(Los Angeles Times)

Un incremento monetario de parte de las autoridades de inmigración a las solicitudes del programa extendido de Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA), pone en peligro el futuro de miles participantes, alegan activistas.

Los incrementos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), fueron anunciados esta semana y entran en vigor este 23 de diciembre.

El formulario de empleo 1-765 aumenta un 8 por ciento de 380 a 410 dólares más 85 para los procedimientos biométricos, o sea 495 dólares por solicitud con duración de dos años. Mientras tanto, el permiso para salir fuera del país se eleva de 360 a 575 dólares.

Estos incrementos son un insulto y llegan en un tiempo en el que los beneficiaros están perdiendo sus empleos debido al retraso de trámites dentro de USCIS, sostiene Greisa Martínez, directora de abogacía para la organización United We Dream.

“Le pedimos a la agencia que reconsidere los cambios. A muchos de los beneficiarios de DACA, este incremento podría impedirles el obtener el permiso de empleo y el alivio de la deportación”, dice Martínez.

La activista sostiene que USCIS ha cobrado cientos de dólares por cada solicitud sometida a pesar de que “se están experimentando retrasos que le están costando a los inmigrantes su trabajos”.

De acuerdo a la última fecha disponible por USCIS, la agencia ha aceptado un total de 1,451,195 solicitudes iniciales y de renovación DACA para su revisión, lo cual suma un total de 674 millones 805 mil dólares en ingresos.

Rigoberto Rojo, un beneficiario de DACA, dice que desde que recibió el alivio temporal, su vida se ha transformado.

“Ya no soy indocumentado. He pasado de lava platos a trabajar para un despacho de abogados. Estoy aportando aún más a la comunidad. Siento que el aumento a mis permisos es un castigo por ser productivo”, indica Rojo.

De acuerdo con una encuesta nacional del 2014 sobre los beneficiarios de DACA, realizado por el profesor Tom Wong, de la Universidad de San Diego para United We Dream, 51 por ciento de jóvenes reportaron al inicio de DACA que la cuota para renovar el programa sería difícil de pagar. Otro 40 por ciento reportó conocer a alguien que no solicitó por no poder pagar la cuota.

Para Gaby Saldaña, una activista comunitaria, las modificaciones de USCIS “son extremas, pero al fin necesarias”.

“Los beneficiarios no podemos hacer mucho más que aceptar el cobro. Esto significa desfalcarnos en otros gastos del día o endeudarnos al pedir prestado, pero es mejor que no tener el permiso”, agrega Saldaña.

Estos aumentos no solamente se ven en las solicitudes de empleo para DACA sino también en las solicitudes para reemplazar tarjetas de residencia extraviadas con un aumento de 365 dólares a 455. La forma para ajustar la residencia también subió de 985 a 1,140 dólares mientras que la solicitud para la naturalización aumentó de 595 a 640 dólares.

Por su parte, USCIS sostiene que la elevación de costos es necesaria para cubrir gastos asociados con la detección de fraude, seguridad nacional, servicio al cliente, procesamiento de casos y la asistencia sin cargos para las personas refugiadas que piden asilo.

“Este es nuestro primer incremento desde noviembre del 2010, y sinceramente apreciamos la respuesta del público que recibimos para prepararnos para nuestro regla final”, dijo Leon Rodríguez, director de USCIS.

“Somos conscientes del efecto del aumento que las tarifas tienen en muchos de los clientes que servimos. Es por eso que decidimos contra el aumento como se recomendó entre el 2012 y el 2014. Sin embargo, como un organismo dependiente de las tarifas de los usuarios para operar, estos cambios son ahora necesarios para asegurar que podemos continuar sirviendo a nuestros clientes con eficacia”, agregó Rodríguez.


Anuncio