Anuncio
Share

USC pone la mira en el Este de L.A. para establecer un corredor de biotecnología

El parque de biotecnología, que promueve USC, se estima que genere 3,000 empleos en el proceso de construcción y 4,000 posiciones permanentes, desde técnicos hasta científicos a nivel de doctorado.

El parque de biotecnología, que promueve USC, se estima que genere 3,000 empleos en el proceso de construcción y 4,000 posiciones permanentes, desde técnicos hasta científicos a nivel de doctorado.

(Mel Melcon / Los Angeles Times)

La estudiantes latinos que cursan carreras universitarias en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) a escala nacional es un índice reducido; y en el Condado de Los Ángeles los que se gradúan terminan por irse al norte de California, tendencia que ahora se quiere revertir.

La Universidad del Sur de California (USC) está promoviendo entre diferentes sectores la creación de un corredor de biotecnología en el Este de L.A., con el fin de atraer empresas a la región y convertirse en líder en el Estado Dorado ofreciendo empleos a los profesionales de esta industria.

“La demanda está sobrepasando lo que tenemos, son muy pocos laboratorios”, aseguró Martha Escutia, vicepresidenta de relaciones gubernamentales de la universidad, detallando que inicialmente se establecería un parque de biotecnología junto al hospital que tienen en la zona.

La biotecnología es el desarrollo de dispositivos médicos, sistemas de administración y los tratamientos para combatir las enfermedades y mejorar el bienestar humano. Con el uso de nuevos materiales de alta tecnología, el mundo de la salud está revolucionando.

Cada año, las universidades ubicadas en el Condado de L.A. gradúan a un promedio de 5,000 estudiantes en carreras afines a esta industria; mientras que en ciudades como San Francisco, Oakland y Fremont el promedio es de 2,800.

En el 2013, sin embargo, en la área de la Bahía la inversión en la biotecnología asciendió a 1,100 millones de dólares, en el condado local fue de 45 millones.

“Queremos preservar a esos estudiantes, que se queden aquí, (pero) tenemos que darles opciones de trabajo”, agregó Escutia, porque en la actualidad los profesionales se van a San Francisco y San Diego, en donde están los importantes centros de biotecnología del Estado.

Las gestiones, en este momento, se realizan ante la junta de supervisores del condado. La meta es obtener un terreno disponible. El corredor se extendería desde el Hospital General, sobre el bulevard Valley, conectando la Universidad Estatal de California en L.A. y USC.

De acuerdo a Armando Rivera, decano de STEM en el Colegio del Este de L.A., en los últimos dos años han estado preparándose para implementar, en septiembre de 2017, un programa de biotecnología, de modo que los estudiantes cursen las clases de introducción a esta rama.

“Si lo que te gusta es ingeniería o robótica hay biotecnología; si es física del espacio o botánica (también); osea que si no consigues algo que te gusta es porque no has mirado bien”, indicó Rivera.

Si existe un corredor, agrega el profesor de Química, los estudiantes “pueden ir al colegio comunitario y tienes trabajo en tu patio trasero”.

En el 2015, según la oficina del alcalde de L.A., existían 38,000 empleos relacionados a la producción de equipo médico y farmaceútico en todo el condado.

En todo el país, para el el 2022 se espera crear 1 millón empleos en los campos de las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos; no obstante, los latinos no están siendo bien representados en este rubro.

Las instituciones de educación superior graduaron, por ejemplo, en el 2013 solo al 2% en carreras de STEM, del total de 33% de latinos que obtuvieron un título universitario, de acuerdo al reporte de la organización Excelencia in Education.

“No es difícil para nadie, lo único que se debe tener es el ánimo”, sostiene Diana Ramos, médico con especialidad en Obstetricia y Ginecología, hija de una inmigrante mexicana que tuvo que criarla sola porque quedó viuda. “Mi mamá trabajaba de mesera y vendía un poquito de todo”, reveló.

En su familia, recuerda la especialista, nadie había ido a la universidad. “Tenía que buscar la forma de informarme”, aclaró. En su época de estudiante, algunas chicas de su familia salieron embarazadas, pero ella se propuso enfocarse en sus estudios.

“Eso es lo que trato de inculcar a los estudiantes, que uno mismo elige su futuro”, advirtió Ramos, profesora de la Escuela de Medicina de USC. “¿Por qué no tomar esta iniciativa y ser los líderes del mañana? No es imposible, nomás es de tener la curiosidad de querer aprender”, exhortó.

Con el establecimiento del corredor, sostienen las autoridades universitarias, se proveería un espacio para establecer compañías, entrenar a empleados del nivel inicial y crear incubadoras de empresas.

El parque de biotecnología, además, se estima que otorgaría alrededor de 3,000 empleos en el proceso de construcción y crearía cerca de 4,000 posiciones permanentes, desde técnicos hasta científicos a nivel de doctorado con salarios altos.

“Los Ángeles requiere un ecosistema que genere negocios, la inversión de capital de riesgo y el acceso a los centros médicos académicos de investigación y ensayos clínicos”, aseveró Max Nikias, presidente de USC, en una columna publicada en el diario Los Angeles Times.

“Si lo hacemos bien, el potencial económico es enorme”, apuntó Nikias.


Anuncio