Anuncio
Share

Urgen fin a las deportaciones de soldados indocumentados

Activistas apuntan unos 2 mil casos de veteranos ya deportados, viviendo en las orillas de México y Estados Unidos.

Activistas apuntan unos 2 mil casos de veteranos ya deportados, viviendo en las orillas de México y Estados Unidos.

(Archivo HOY)

Activistas comunitarios y políticos urgieron al gobierno nacional detener las deportaciones de soldados sin documentos legales en el país.

El Pentágono estima que alrededor de 8 mil individuos sin documentos se enlistan en las Fuerzas Armadas cada año. Su alistamiento viene con una promesa de naturalización. Sin embargo, si alguna vez cometen incluso una ofensa menor, estos son deportados, sostuvo el Movimiento Laboral de Los Ángeles durante un desayuno para celebrar a los veteranos.

“Nosotros podemos, debemos cambiar la ley… un retiro honorable debe venir con un juramento de ciudadanía”, dijo Rusty Hicks, director ejecutivo y tesorero de la Federación de Labor del Condado de Los Ángeles AFL-CIO,

Hicks,quien es teniente de reserva en la Naval de Estados Unidos y veterano de Afganistán, sostuvo que las deportaciones deben detenerse en un momento en que este sector necesita de la ayuda de la comunidad.

Daniel Torres, un militar de la Marina, estuvo cuatro años como indocumentado sirviendo el las Fuerzas Armadas, pero después de perder su cartera y visitar el Departamento de Motores y Vehículos, esta agencia alertó a sus superiores de su estatus.

Aunque Torres no fue deportado, pero ese fue uno de los casos raros dentro de las Fuerzas Armadas. Actualmente activistas apuntan que al menos unos 2 mil casos de ex soldados viven en las orillas de México y Estados Unidos tras haber sido deportados.

“Esta es la nación en la que quiero estar el resto de mi vida. Nosotros los inmigrantes que venimos menores de edad, no escogimos dónde teníamos que nacer, pero podemos escoger a que patria le queremos ser fieles”, dijo Torres.

Héctor Barajas, especialista del Army y fundador de Deported Veterans Support House, añadió que la ciudadanía no es un derecho de nacimiento, sino que involucra tareas civiles y acción.

“Debemos de honrar a los veteranos permitiéndoles que regresen de otros lugares como ciudadanos americanos”, dijo Barajas, quien fue deportado después de servir en Estados Unidos.

Por su parte, Hilda Solis, supervisora del condado de Los Ángeles, sostuvo: “El Día de Los Veteranos marca una fecha para recordad a todos aquellos hombres y mujeres valientes en uniforme, a todos los que están sirviendo actualmente, los que han sacrificados su vida por nuestro país. Les agradecemos todo el trabajo que han hecho a nombre de este país”.


Anuncio