Anuncio
Share

Una última plegaria de jornaleros a votantes: “No se olviden de nosotros”

Según la última Encuesta Nacional del Jornalero, en cualquier día hay más de 117 mil personas pidiendo trabajo en las calles.

Según la última Encuesta Nacional del Jornalero, en cualquier día hay más de 117 mil personas pidiendo trabajo en las calles.

(Los Angeles Times)

Con miedo a plasmar su rostro en los medios de comunicación pública, varios jornaleros le piden a los electores a unas horas de cerrarse los recintos electorales, que tengan misericordia de ellos y voten por el candidato o candidata que pueda ayudarles a resolver su estatus legal en este país.

La candidata Hillary Clinton se ha promulgado abierta mente a favor de una reforma migratoria para los inmigrantes indocumentados mientras que su contrincante Donald Trump ha prometido las deportaciones y la construcción de un muro a lo largo de la frontera sur.

Pedro Baltasar, quien lleva trabajando como jornalero casi 10 años, recuerda que cuando llegó a este país su sueño era trabajar legalmente y poder obtener la ciudadanía para votar. Sin embargo, bajo ninguna ley actual el mexicano pudo lograr su meta.

“Hace ocho años vi a Barack Obama convertirse en presidente. Y ahora tengo las esperanzas de que el nuevo presidente sea una mujer. Hay miedo entre los jornaleros, sabemos que con este señor [Trump] estamos en peligro nosotros y nuestras familias”, dice Baltasar, de 45 años de edad.

“Por eso le pido a los electores latinos que se acuerden de nosotros los más vulnerables y voten a favor de la persona que busque una solución humana al problema de la inmigración indocumentada sin separarnos de las familias”, agrega Baltasar.

Según la última Encuesta Nacional del Jornalero, en cualquier día hay más de 117 mil personas pidiendo trabajo en las calles; una fuerza predominante de latinos inmigrantes sin documentos legales en el país.

La fuente indica que el 59 por ciento de jornaleros es mexicano mientras un 28 por ciento es centroamericano. Se estima que un 75 por ciento de jornaleros es indocumentado.

Para Octavio Gómez, otro jornalero que pide empleo en Home Depots de Downey y la ciudad de Commerce, este día es especial.

“Se me hace un nudo en la garganta saber que nuestro futuro como inmigrantes ilegales está en fuego. Mi petición para los que tienen el lujo de votar es que se acuerden de cuando no estaban ellos legales en este país y lo mucho que sufrían por ello… Que desde su corazón voten por la demócrata Clinton”, dice Gómez.

A lo largo del país, los jornaleros se evidentes en alrededor de139 ciudades, áreas rurales y suburbios así como zonas industriales en Atlanta, Hempstead, New York; Houston, Las Vegas, California, Phoenix, Portland, Oregón, San Jose y Seattle, por nombrar algunos.

“A lo contrario de lo que muchos piensan, los jornaleros no ganamos suficiente dinero ni para suplir nuestras necesidades diarias. En veces tienes que escoger entre comer o pagar una factura. Además, en muchas ocasiones somos víctimas de robo por los patrones, y muchos no denunciamos los atropellos por miedo a la deportación”, dice José Caro, jornalero desde has dos años.

De acuerdo con un estudio lanzado por la Asociación Nacional de Electos Latinos (NALEO), se espera que más de 13.1 millones de latinos lleguen a las urnas de todo el país para hacer escuchar su voz aunque alrededor de 27.3 millones están habilitados a voto.

En los primeros meses del 2014, la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), con el apoyo de la mayor central sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO, presentó en Washington una lista de argumentos legales para que Barack Obama suspendiera las deportaciones.

Directivos de la red señalaron que Obama tenía la facultad legal de enviar al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la orden de suspender las deportaciones. Sin embargo, no hubo seguimiento sobre la petición de parte del gobierno.

Durante la primera administración de Obama (2009-2012), el DHS deportó a un promedio anual de 400 mil personas.


Anuncio