Anuncio

Un muro de juguete es destruido por niños; campaña busca 100 mil firmas

(Reuters)

Una organización proinmigrante de Los Ángeles busca 100,000 firmas de petición en contra del muro en la frontera, con una nueva campaña que muestra una pared como juguete para niños.

El movimiento de nombre #BuildSomethingBetter, consta de un video en las redes sociales, el cual muestra a unos menores de edad participando en un grupo de enfoque.

Ahí el moderador les revela un nuevo juguete llamado “The Wall”, a quienes les solicita sus comentarios honestos.

El video muestra que los niños no están impresionados con el muro, y destruyen la pared que divide a la gente para crear parques y cohetes.

“El mensaje para la comunidad es tomar medidas con respecto a los derechos de los inmigrantes”, sostiene Robert Casillas, director creativo de la compañía David & Goliath, quienes distribuyen el video para la organización Esperanza Inmigrant Rights Project, en L.A.

“Solo compartiendo el video, usando #BuildSomethingBetter y difundiendo la información, podemos ayudar a mantener este tema en primer plano”, agrega.

El esfuerzo también invita a la comunidad a visitar Esperanza-LA.org, para firmar una petición contra el muro propuesto por la administración del presidente Donald Trump.

“Si obtenemos 100 mil firmas, la Casa Blanca nos dará una respuesta formal”, manifiesta Casillas.

“Las personas también pueden donar a Esperanza Immigrant Rights Project y ayudar a los inmigrantes a obtener las herramientas que necesitan para navegar en el complejo sistema de inmigración”, asegura.

En los últimos 15 años, Esperanza Immigrant Rights Project se ha centrado en ayudar a la comunidad inmigrante con asistencia legal a bajo costo.

Esperanza comenzó como el Proyecto de Detención de Los Ángeles de Catholic Legal Immigration Network, Inc. (CLINIC).

Originalmente el proyecto se enfocaba únicamente en presentaciones de “Conozca sus derechos”, asegurando la representación legal de abogados asignados o probono, que le informaban a las personas sobre problemas sistémicos y específicos al estar en los centros de detención.

En el 2008, el proyecto que tenía cinco empleados pasó a llamarse Esperanza Immigrant Rights Project, para servir a la comunidad inmigrante en general, y ahora cuenta con 30 personas que asisten las necesidades del público en materia legal.

Para ver y compartir el video, visitar https://www.esperanza-la.org/ o https://www.youtube.com/watch?v=Fec812Q6zEs&feature=youtu.be&app=desktop


Anuncio