Anuncio

Surgen los ‘Guerreros por la Justicia’ en defensa de los indocumentados en el Sur de California

(EFE)

Con la sabiduría como arma principal y la acción como escudo, surgen los “Guerreros por la Justicia”, o como se hacen llamar en inglés, los Warriors for Justice, quienes están dispuestos a proteger a los indocumentados.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (Chirla), lanza la campaña para informar a las comunidades inmigrantes en el Condado de Los Ángeles, que no tienen que enfrentar la deportación de un ser querido por sí solos.

El movimiento surge en respuesta al aumento de las detenciones y deportaciones, de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tanto en el interior como en la frontera.

La organización enfatiza los casos donde la gente ha sido deportada por el solo hecho de vender en las calles, no mostrar una identificación de California, y hasta en ocasiones situaciones donde van a dejar a sus hijos a la escuela o salen a trabajar.

En otros casos en la frontera, los casos se expanden desde las personas que son forzadas a firmar documentos hasta el rechazo del asilo, negándoles el debido proceso de apelación en las cortes de inmigración.

En excusa al aumento de las deportaciones intensificadas por el presidente Donald Trump, el subdirector de ICE, Thomas Homan, criticó a L.A., diciendo que las políticas locales obligan a los agentes a ir a las comunidades para realizar arrestos, lo que podría llevar a que las personas que inicialmente no son blanco de la agencia terminen detenidos.

“Debido a que las jurisdicciones ‘santuario’ como Los Ángeles evitan que ICE arreste a criminales extranjeros en los confines seguros de una cárcel, nuestros oficiales son forzados a llevar a cabo arrestos en general en la comunidad, poniendo a los oficiales, al público general y los extranjeros en mayor riesgo y aumentando la incidentes de arrestos colaterales”, dijo Homan.

Por su parte, Chirla asegura que sus abogados son profesionales y tienen la capacidad de manejar estos casos de acuerdo a las leyes de inmigración, a lo contrario de los notarios o charlatanes que no tienen la licencia para ejercer ese trabajo.

“A medida que la Administración Trump aumenta su máquina de deportación en la frontera y en el interior, muchas más familias se enfrentan a la realidad de un ser querido que se encuentra en un centro de detención o está en riesgo de ser deportado”, declaró Richard Lucero, abogado de Inmigración en Chirla.

“Las personas necesitan saber que hay una representación legal de inmigración profesional, compasiva e inmediata a bajo costo o sin costo alguno para los que califican, aquí mismo, en Los Ángeles”, agregó.

Los “Guerreros por la Justicia” visitan a los detenidos en las instalaciones de detención ICE de Adelanto y del condado de Orange y representan a clientes en procedimientos de deportación.

Pedirle ayuda a los guerreros es fácil, dice Perla Esquivel, abogada de inmigración de Chirla.

Simplemente, las personas deben contactarlos explicarles su caso o el de su familiar. “Una vez que nos reunamos, podemos comenzar a luchar por la persona y buscar opciones para tratar de mantenerlos en este país”, declaró.

Para conocer más de los guerreros y como pueden ayudarle visiteel portal chirla.org, luego busque el enlace “Warriors for Justice” para que unos de los abogados guerreros se ponga en contacto con usted.


Anuncio