Reporte

Otro latino estafaba a migrantes prometiéndoles la 'green card'

Surge otro latino que robaba dinero de inmigrantes prometiéndoles la residencia

Otro hombre es acusado de operar un negocio de servicios fraudulentos de inmigración, acumulando de sus clientes hasta 400 mil dólares.

Augusto “Tito” González De La Cruz, de 57 años de edad, fue acusado a principios de este año con 20 cargos, entre ellos robo por supuestamente estafar a sus clientes, a quienes ofrecía servicios de inmigración que nunca recibían.

De La Cruz se declaró inocente de los cargos, que ahora involucran 35 presuntas víctimas, algunas de las cuales fueron identificadas con la ayuda de un teléfono de línea directa, establecido por el Departamento de Policía de Azusa, según el Fiscal de Distrito.

Presuntamente, De La Cruz hizo falsas promesas que incluían agilizar el procesamiento de visas, el acceso a las tarjetas de residente extranjero y peticiones de ciudadanía, de acuerdo al vicefiscal de distrito, Ryann Gerber Jorban.

El residente de Upland fue arrestado el 8 de febrero por la policía de Azusa, y actualmente se encuentra detenido con una fianza de  $870,000, como resultado de otros 16 cargos de hurto más recientes.

Este mismo año, Edgardo Antonio Guerrero, de 68 años, también fue arrestado para enfrentar cargos por hurto, fungir como abogado y alterar trámites, entre otros delitos mayores.

Según los documentos de la Procuraduría, Guerrero cobraba miles de dólares por servicios fraudulentos a los clientes que llegaban a su despacho, con el nombre de Oficina Guerrero, en el 436 West Manchester Boulevard, en Inglewood.

Dalila Moreno, de 63 años de edad, enfrenta alrededor de 21 cargos, que lideraron a una investigación en su contra, y la cual finalizó con un total de 19 presuntas víctimas.

A pesar de haber generado más de 270 mil dólares en promesas de residencia, permisos de trabajo, visas y asilos, la mujer latina se ha declara inocente de operar el servicio de inmigración fraudulento.

Para los expertos en inmigración esto no es nuevo, ya que a partir de la llegada de Donald Trump como presidente, muchos negocios fraudulentos han aparecido para prometer servicios que nunca van otorgar.

Para Elizabeth Uribe, “el problema que siempre enfrentamos es que mucha gente opta por no denunciar los incidentes y el crimen queda impune y continúa propagándose”.

Uribe sostiene que “inclusive cuando hay algunas víctimas que presentan quejas, los negocios cambian de nombre o cierran sus puertas”.

De acuerdo a la experta, los casos de fraude emergen desde mentirle al inmigrante sin documentos que su tarjeta verde está asegurada si tiene un hijo con necesidades especiales.

De igual forma aplica cuando alguien somete sus trámites para formar parte de programas que han sido anulados, o asilos que son muy difíciles de ganar.

“Como se le recomienda a la gente una y otra vez, asegúrese de que usted pide sus servicios con un abogado profesional y no un notario, que le va a estar pidiendo cuotas, mes por mes por no hacer nada”, indicó Uribe. 

Por su parte, De La Cruz regresará el 13 de septiembre a un tribunal en el centro de Los Ángeles, cuando se programe una fecha para una audiencia, en la que se determine si hay suficiente evidencia para permitir que el caso contra él proceda a juicio.

Si es declarado culpable, podría enfrentar hasta 25 años en una prisión estatal, según la Fiscalía de Distrito.

Los afectados pueden hacer una denuncia anónima con la Fiscalía de California en esta página web: https://oag.ca.gov/contact/consumer-complaint-against-business-or-company  o a través de una llamada al teléfono: 800-952-5225.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°