Anuncio
Share

Suma millonaria para familia de hombre asesinado por el LAPD

(Cortesia)

Un litigio contra el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) sobre la muerte de un latino en sus manos, terminó en un acuerdo extra judicial de 3.9 millones de dólares para la familia.

El ayuntamiento de la ciudad aprobó el pago millonario, tras el asesinato de Rubén Herrera a tiros por parte de la policía, en la sala de emergencias de un hospital.

De acuerdo a la investigación, los agentes le dispararon al joven, de 26 años de edad, luego de que Herrera los embistió con un taburete e intentó tomar una de sus armas.

La demanda fue presentada por Graciela Herrera y Rubén Ordaz, padres del joven, que acusaron al departamento de uso excesivo de fuerza y negligencia en la muerte de su hijo.

El joven fue baleado el 19 de diciembre del 2015, a eso de las 2:30 de la tarde, en el Harbor-UCLA Medical Center en Torrance.

La cadena de eventos comenzó horas antes con un informe de vandalismo en un vecindario cercano.

Los agentes respondieron a las 8 am, en la cuadra 1600 West 207th, luego de que los vecinos se quejaran de un hombre que estaba arrojando botellas a un complejo de apartamentos, de acuerdo al LAPD.

Herrera hijo atacó a los agentes y tuvo que ser sometido con una descarga eléctrica. Debido a que fue herido durante el arresto, el sujeto fue trasladado al hospital.

Unos agentes que no se encontraban en el arresto original, declararon que estaban retirando las esposas de Herrera cuando ocurrió la confrontación que terminó en un disparo.

La demanda afirma que se utilizó una fuerza excesiva en el arresto original, y que durante el tiroteo en la sala de emergencias, Herrera no representó una inmediata amenaza a los agentes.

El concejal Joe Buscaino, un exoficial de LAPD, emitió el voto solitario contra el acuerdo extrajudicial, pero la mayoría del concilio votó a favor de terminar la demanda.


Anuncio