Anuncio
Share

Si pertenece a un grupo minoritario, no espere mejor financiamiento que los anglosajones cuando compra auto

(AP)

Cuando se trata de solicitar préstamos en la compra de autos, los anglosajones con crédito débil reciben financiamiento menos costoso e inclusive un mejor trato, en comparación con las minorías mejor calificadas financieramente.

Estos datos forman parte de una investigación elaborada por el National Fair Housing Alliance (NFHA), que detalla las prácticas racialmente discriminatorias que existen en el mercado de préstamos para la compra de automóviles.

En sus conclusiones, la NFHA descubrió que más de la mitad de las veces, los prestatarios anglosajones con perfiles de crédito más débiles recibían opciones de financiamiento menos costosas, y un trato más favorable que sus contrapartes de otros grupos raciales.

A través de su investigación, la entidad envió compradores secretos de la minoría y anglosajones para solicitar información sobre la compra del mismo vehículo, con instrucciones de documentar lo que se les decía y lo que observaban.

Si bien todos los clientes recibieron algún nivel de tratamiento indeseable, los evaluadores no blancos recibieron un trato considerablemente peor y tuvieron una probabilidad significativamente mayor de recibir un presupuesto más alto por el financiamiento del mismo vehículo, a pesar de estar mejor calificados.

En respuesta al hallazgo, varias organizaciones de derechos civiles y justicia económica critican la discriminación.

“Este informe es desalentador, pero no sorprendente. Años de datos muestran que el trato injusto y racialmente discriminatorio hacia los consumidores es un problema creciente, en la industria de préstamos para automóviles”, dice Mike Calhoun, presidente del Centro para Préstamos Responsables.

“Esto es especialmente cierto para las familias de color de bajos ingresos, donde el automóvil suele ser una de las compras más importantes que realiza un hogar”, agrega.

A juicio de Calhoun, este reporte es oportuna porque subraya la necesidad de mantener fuertes protecciones y medidas antidiscriminatorias.

Asimismo, considera que se debe incluir “la guía indirecta de préstamos para automóviles de la Oficina del Consumidor que aborda los precios discriminatorios en el mercado de financiamiento de automóviles”, enfatiza, a la vez que insta a los legisladores a nivel estatal y federal a luchar contra este tipo de discriminación y abuso.

Vanita Gupta, presidenta y directora ejecutiva de The Leadership Conference on Civil and Human Rights, sostiene que es triste que la discriminación racial aún existe en la industria financiera del consumidor.

“Necesitamos una aplicación vigorosa de las leyes de derechos civiles para combatir este crimen”, demandó.

La activista sostiene que el presidente Trump continúa tratando de desarticular al Buró de Protección Financiera del Consumidor, que ya tiene poca autoridad bajo la ley para abordar la discriminación de préstamos para automóviles, pero el informe de NFHA manda un nuevo mensaje.

“Sería prudente leer este informe para que puedan ver exactamente dónde nos llevaria su agenda desreguladora”, indica Gupta.

Entretanto, Marc Morial, presidente y director ejecutivo de National Urban League, asegura que cobrarle a las minorías precios más altos en una compra mayor no es solo ilegal, pero es escandaloso y la acción debe congelarse.

“Es desalentador descubrir que en 2018, los consumidores de color todavía se enfrentan a prácticas discriminatorias cuando realizan importantes compras financieras. Desafortunadamente, esta es una experiencia familiar para muchos latinos, una que la comunidad conoce bien a través de la experiencia”, asevera Morial.


Anuncio