Anuncio
Share

Sheriff de Los Ángeles pide disculpas a latino que estuvo en prisión 20 años

Paul Bacigalupo, juez de la Corte Superior de Los Ángeles, ordenó la liberación de Carrillo al concluir que la evidencia de testigos era falsa, estaba influida o no era clara.

Paul Bacigalupo, juez de la Corte Superior de Los Ángeles, ordenó la liberación de Carrillo al concluir que la evidencia de testigos era falsa, estaba influida o no era clara.

(Los Angeles Times)

En nombre del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, Jim McDonnell, jefe de la agencia, le pide disculpas a un sujeto latino que estuvo 20 años en prisión por un asesinato antes de que su condena fuera anulada.

A la edad de 16 años, Francisco “Franky” Carrillo Jr., fue condenado por el asesinato de Donald Sarpy en 1991 en Lynwood, al sur centro del condado de Los Ángeles.

Sarpy, de una pandilla rival, fue baleado por una persona desde un auto en movimiento.

“En nombre del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, extiendo nuestras disculpas al señor Francisco Carrillo Junior”, dijo Jim McDonell a través de un comunicado dado a conocer este miércoles.

“Todo acusado merece su proceso debido conforme a la ley”, agrega la carta.

Un pandillero rival y quien testificó ante la corte, apuntó a Carrillo como el hombre implicado en la balacera.

Seis meses después del asesinato, otros cinco testigos volvieron a ver varias fotos y señalaron a Carrillo como el culpable antes de testificar en el juicio de que él era el gatillero, según un resumen de la corte.

No obstante, en otra audiencia en el 2011, los testigos reconocieron que no pudieron ver con claridad la cara del gatillero.

Paul Bacigalupo, juez de la Corte Superior de Los Ángeles, ordenó la liberación de Carrillo al concluir que la evidencia de testigos era falsa, estaba influida o no era clara.

Carrillo demandó al Departamento del Sheriff alegando que la agencia había influenciado a los testigos a identificarlo como el criminal.

En julio, los Supervisores del Condado de Los Ángeles acordaron indemnizar a Carrillo con 10.1 millones de dólares tras una demanda contra el departamento del Sheriff impuesta por el acusado.

A partir del 2016, existe una nueva póliza que busca prevenir la influencia de testigos y limita la comunicación entre testigos.

“Es fundamental asegurarnos de que las investigaciones criminales son exhaustivas, imparciales y precisas para mantener la confianza del público. Es inaceptable para cualquier persona ser inadecuadamente condenada por un crimen”, dijo McDonnell.

“Aunque el sistema de justicia criminal nunca será perfecto, mis expectativas
del personal del Sheriff son que las investigaciones sean de la más alta calidad, que podamos servir los intereses de la justicia imparcial y que seamos consistentes con métodos de investigación que funcionan”, acotó.


Anuncio