Comunidad gay, lésbico y bisexual demora la búsqueda de atención médica

Sector gay, lésbico y bisexual demora la búsqueda de atención médica

Los adultos de la comunidad gay, lésbico y bisexual en California tienen tasas de cobertura de seguro de salud a la par, o inclusive mejores que las de hombres y mujeres heterosexuales en el estado.

Sin embargo, es más probable que esperen para ver al médico cuando necesitan atención, afirma el Centro de Investigación de Políticas de Salud de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

¿Por qué la demora? Susan H. Babey, coautora del informe, sostiene que una de las razones es que las minorías sexuales a veces experimentan discriminación cuando buscan atención médica.

"Las minorías sexuales que han tenido una mala experiencia con un proveedor médico debido a su orientación sexual, pueden tratar de evitar repetirlo", dice Babey, quien también es codirectora del Programa de Enfermedades Crónicas en el Centro.

Los investigadores examinaron los datos unos 83,000 adultos que tenían preguntas sobre una variedad de indicadores de salud, incluido el acceso a la atención médica y los seguros, problemas de salud, comportamientos de salud y orientación sexual.

Descubrieron que los hombres homosexuales y bisexuales eran más propensos que los hombres heterosexuales a tener un seguro de salud.

Mientras que las mujeres lesbianas y bisexuales tenían tasas similares de cobertura de seguro de salud, en comparación con las mujeres heterosexuales.

Pero cuando se trató de usar su cobertura de seguro de salud, los adultos homosexuales, lesbianas y bisexuales se quedaron significativamente por detrás de sus pares heterosexuales.

El 20% de los hombres homosexuales y el 21% de los hombres bisexuales informaron haber retrasado la búsqueda de atención médica en el último año, en comparación con el 13% de los hombres heterosexuales.

Entre las mujeres homosexuales y bisexuales la diferencia fue aún más pronunciada. Si bien solo el 18% de las mujeres heterosexuales informaron que demoraron la atención, casi el 30% de las lesbianas y bisexuales dijeron que postergarían ver a un médico.

Las personas que se demoran en ver a un médico pueden terminar con problemas de salud más graves y difíciles de tratar, y es más probable que necesiten atención de emergencia, dice Babey.

De hecho, el reporte muestra que adultos gays, lesbianas y bisexuales visitaron el departamento de emergencias con más frecuencia que los adultos heterosexuales. La diferencia fue especialmente pronunciada para los bisexuales.

Alejandro Suárez, un residente gay del área de la Bahía, concuerda con Babey.

“Aunque mucha gente  no lo cree, a veces el problema es tratar con el doctor y los enfermeros… te ven como si tuvieras lepra, te hacen miles de preguntas intimas, y el trato es muy frio… casi como que te están diciendo sucio”, dice Suárez.

“Esto en especial para las personas que les gustan los dos sexos, porque son vistos como depravados. Entonces mejor tratamos de evadir estos sitios que nos hacen sentir mal moralmente”, añade.

Los bisexuales tienen el peor acceso general a un médico que ven de manera regular y con altas tasas de conductas poco saludables.

Entre los adultos lésbicos/gays, bisexuales y heterosexuales, los hombres y mujeres bisexuales son los que menos probabilidades tienen de recibir una fuente de atención regular.

Es decir que tienden a retrasar la atención y son más propensos a buscar atención en una sala de emergencia, agrega Joelle Wolstein, científica investigadora del Centro y autora principal del estudio

“Nuestro estudio muestra que los bisexuales tienen una de las mayores necesidades de atención médica regular, pero tienen menos probabilidades de obtener”, indica.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
51°