Se proponen hacer más difícil conseguir la “Green Card”: Lo que debe saber

Se proponen hacer más difícil conseguir la “Green Card”: Lo que debe saber

Desde a principios de la gubernatura de Donald Trump su oficina dijo que el presidente tiene planes de emitir una propuesta que haría mucho más difícil para los no ciudadanos obtener la residencia, ahora es un hecho que este plan será revelado en unos días y debatido en los próximos meses.

La propuesta, que los cataloga como “carga pública”, perjudica también a las personas que aplican para diferentes visas de estadía e inclusive la ciudadanía.

La versión más reciente de este borrador incluye como “carga” a toda persona que pida una amplia gama de beneficios públicos inclusive el uso del Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, programas educativos y beneficios de salud pública, incluso para niños ciudadanos.

En otras palabras, les negaría las tarjetas verdes a los solicitantes que alguna vez han usado o cuyos miembros de la familia alguna vez han utilizado inclusive Obamacare, seguro de salud para niños, cupones de alimentos y otros beneficios.

El reglamento también busca deportar a residentes permanentes legales actuales basados ​​en el uso de beneficios públicos.

La medida, que no necesitaría aprobación del Congreso, es parte del plan del asesor principal de la Casa Blanca, Stephen Miller, para limitar el número de migrantes que obtienen estatus legal en Estados Unidos cada año.

 

 

El Instituto de Políticas Migratorias ha estimado que, actualmente, solo el 3% de los no ciudadanos podrían considerarse ahora como "carga pública" al solicitar la residencia u otras visas, pero que esto podría aumentar a casi 20 millones de inmigrantes que resultarían afectados.

Estos son los siguientes pasos en este proceso de reglamentación:

El Departamento de Seguridad Nacional estará autorizado para publicar el reglamento. Unos días más tarde, la regla de cargo público propuesta aparecerá en el Registro Federal, que será la primera vez que el público vea una versión oficial.  Esta regla propuesta estará abierta para comentarios públicos durante 30 días o más.

Varios meses después, después de formular una respuesta a estos comentarios públicos y posiblemente hacer cambios a la regulación, el DHS publicará una regla final en el Registro Federal que realmente entra en vigencia.

La oficina portavoz del DHS señala: "La administración se compromete a hacer cumplir la ley de inmigración existente, que claramente tiene la intención de proteger al contribuyente estadounidense al garantizar que los ciudadanos extranjeros que buscan ingresar o permanecer Estados Unidos sean autosuficientes”.

El portavoz añade: “Los cambios garantizarían que el gobierno tome en serio la responsabilidad de ser buenos administradores de los fondos de los contribuyentes y resuelva las solicitudes de beneficios de inmigración de acuerdo con la ley”.

Estadísticas

Aunque USCIS no cuenta con estadísticas sobre las personas que no reciben la residencia por ser consideradas una carga para el país,  “USCIS recomienda a los ciudadanos no estadounidenses a tomar decisiones informadas sobre si se debe aplicar para cierto apoyo para asegurar que se mantienen elegibles para los beneficios de inmigración”, señala  Claire Nicholson, vocera de USCIS.

La abogada de inmigración, Elizabeth Uribe corrobora que USCIS considera “carga pública” a “un individuo que es probable que se convierta en depende principalmente del gobierno para su subsistencia, ya sea a través de asistencia pública en efectivo como principal entrada de su ingreso o la institucionalización de cuidado a largo plazo a expensas del gobierno”.

La abogada sostiene también que la asistencia pública por ahora no es componente único que determina la admisión de una persona, ya que la agencia estudia otros factores como la edad, la salud, estado financiero, record criminal, educación y falta de habilidades del individuo.

En el año fiscal 2016, el último año fiscal bajo la administración de Obama, 1.2 millones de inmigrantes se convirtieron en residentes permanentes legales, o titulares de tarjetas verdes, y 753,060 se naturalizaron ciudadanos estadounidenses, según datos de USCIS.

De acuerdo a un nuevo reporte del Center for Inmigration Studies, más de la mitad de la nación de inmigrantes (el 51 por ciento), reciben algún tipo de ayuda pública gubernamental.

Entre estos inmigrantes se encuentran individuos que ya obtuvieron la ciudadanía, la residencia permanente, algunas bajo visas cortas y algunos sin documentos legales.

Entre los beneficios se encuentra Medicaid, estampillas de comida, almuerzos escolares y asistencia para vivienda.

Preocupación, batalla y efectos

“Todos sabemos que una sociedad diversa es una sociedad más fuerte, sabemos que la economía de los inmigrantes es un pilar de la economía de Estados Unidos. Limitar de tal forma las residencias permanentes no solo lastima al país sino es bajo de nuestro presidente”, dice Ángela Sanbrano, directora de Red Mexicana de Organizaciones y Lideres Migrantes.

“Es seguro que vamos a hacer todo este posible para que este reglamento ridículo no se cumpla”, sostiene Sanbrano.

El esfuerzo del presidente no solo resulta preocupante a nivel político, los expertos de salud diagnostican “un efecto dómino negativo en la salud de los indocumentados y hasta los residentes permanentes.

“Quitarle a la gente los derechos de obtener servicios de salud no le conviene a nadie. Esto no solo le afecta a los niños, las familias enteras y la sociedad”, dice el doctor Ilan Shapiro, director médico de Health Education and Wellness y doctor de las clínicas AltaMed.

“Mucha gente podría dejar de pedir asistencia de comida o de salud por temor; entonces los problemas mínimos se convertirían en mayores en el futuro, lo que daña también hasta a los ciudadanos que tienen que convivir con el resto de la población”, asevera Shapiro.

Si se promulga, la regla podría obligar inclusive a las mujeres a sopesar la necesidad de atención hospitalaria para un recién nacido enfermo contra la pérdida de su estatus migratorio legal, dice Wendy Parmet, directora del Centro de Políticas y Leyes de Salud en Northeastern University.

¿Pedir o no pedir beneficios?

USCIS enfatiza que todos los casos son estudiados individualmente, por lo que la asistencia de ciertos programas no es factor exclusivo en el rechazo de una permanecía legal.

Servicios que hasta ahora (antes del plan de Trump) NO son considerados carga pública

  • Programas como Medi-Cal, Healthy Families, cuidado prenatal y otros servicios gratis o de bajo costo en las clínicas o centros de servicios (que no sean de cuidado a largo plazo).
  • Programas de comida tales como Estampillas de Comida (SNAP), el programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños, mejor conocido como WIC, el servicio de comida gratis para niños en las escuelas y otros tipos de programas de alimento para emergencias.
  • Otros programas que no dan dinero en efectivo como vivienda pública Head Start, entrenamiento para obtener empleo, consejería, vivienda a corto plazo y el cuidado de crianza y la ayuda para la adopción.
  • El servicio de beneficios para niños TANF que no otorgue dinero en efectivo.
  • El servicio de asistencia para pagar la luz como LIHEAP.
  • La institucionalización para rehabilitación no se toma como cargo público si esta asistencia es corta.
  • Compensación de desempleo

 

Beneficios sujetos a  considerarse “carga pública” por ahora vigentes

  • Toda asistencia en efectivo para el mantenimiento total de una persona, lo que incluye el Seguro de Ingreso Suplementario (SSI), cualquier asistencia en efectivo de la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF) a largo plazo.
  • Otros programas de asistencia en efectivo estatales o locales para el mantenimiento de los ingresos, a menudo llamados "programas de asistencia general".
  • La asistencia pública, incluyendo Medicaid, que se utiliza para apoyar a los inmigrantes indocumentados que residen en una institución de cuidados a largo plazo como un hogar de ancianos o una institución de salud mental.

Para más información sobre estos servicios ingresar al https://www.uscis.gov/news/fact-sheets/public-charge-fact-sheet

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°