Anuncio

Se prohibirá el uso de una ‘herramienta’ de seguridad en las cárceles juveniles

(Los Angeles Times)

Tras el disparo del abuso de una herramienta utilizada para controlar a los jóvenes en los centros de detención, los supervisores del Condado de Los Ángeles votan a favor de eliminar gradualmente el uso de oleorresina capsicum.

Mejor conocido como spray de pimienta, este líquido puede causar dolor intenso en los ojos y provocar ceguera temporal, ardor en la garganta, formación de ampollas en la piel e incapacidad para respirar.

Las investigaciones indican que el uso del spray en los jóvenes también puede causar daño psicológico, y muchos expertos en justicia juvenil han determinado que su uso es innecesariamente punitivo, y puede ser contraproducente, según la moción de los supervisores Sheila Kuehl y Mark Ridley-Thomas.

California es uno de solo 15 estados que continúa permitiendo el uso de spray pimienta.

“Tenemos la responsabilidad de la seguridad y el bienestar de los jóvenes bajo nuestra custodia, y las investigaciones han dejado en claro que el uso del spray de pimienta puede causar daños duraderos”, sostiene la supervisora Kuehl.

“Necesitamos utilizar mejores alternativas para manejar los problemas de disciplina a nivel bajo, como la disminución de la capacidad verbal y la terapia cognitiva conductual. Esta moción sentará las bases para la seguridad de nuestros jóvenes y nuestro personal de libertad condicional en instalaciones juveniles”, agrega.

La acción requiere que se desarrolle un plan dentro de un plazo de 60 días, que considere las mejores prácticas alternativas al spray de pimienta y elimine su uso de manera deliberada y progresiva.

Los problemas con el spray pimienta han sido de larga data, desde al menos 2003, según los monitores federales y activistas que se quejan sobre la herramienta para controlar a los jóvenes.

“El informe reciente de la Oficina del Inspector General encontró muchos de los mismos problemas que hemos visto antes: uso indebido, uso excesivo e informes inexactos, lo que subraya una crisis en la cultura dentro del Departamento de Libertad Condicional”, alega el supervisor Ridley-Thomas, quien es coautor de la iniciativa.

“Otras jurisdicciones en todo el país han eliminado [la pimienta] progresivamente de manera inteligente y progresiva, y tanto los jóvenes como el personal han sentido los beneficios. Con la votación, la junta se compromete a crear un entorno más seguro y más rehabilitador en nuestros pasillos y campamentos juveniles”, concluye.


Anuncio