Se impuso a los estigmas contra la mujer; hoy se retira después de 49 años en la diplomacia peruana

Se impuso a los estigmas contra la mujer; hoy se retira después de 49 años en la diplomacia peruana

La prolífica carrera diplomática de Liliana Cino comenzó como tercera secretaria; después de haberse desempeñado como embajadora y cónsul en varios países, concluye su misión en Los Ángeles y se retira con la satisfacción de haber dado su mejor esfuerzo representando al Perú.

“Me llevo un recuerdo espléndido”, dijo con una mezcla de tristeza, después de haber pasado por Austria, Suecia, Dinamarca y México, en una carrera en la que se enfrentó a un sistema favorable a los hombres, pero ella dio la pelea por los derechos de las mujeres.

Esta funcionaria, de 69 años de edad, dejará L.A. el 9 de mayo próximo, después de un poco más de un lustro en la ciudad. Antes de empacar sus reconocimientos, que todavía yacen en una pared de su oficina, lo primero que entregó fue el piano que había alquilado.

Cino nació en Lima. Aparte del español habla inglés, francés, italiano y portugués. Su madre, originaria de Letonia, era bailarina de ballet y su padre, nacido en Italia, era amante de la ópera. A ella desde los tres años la inscribieron en una academia privada de música.

“Trato de practicar 3 ó 4 horas diarias”, dijo en alusión a sus ensayos regulares de piano, advirtiendo que lo único seguro al regresar a su patria es ofrecer un concierto en el segundo semestre del año.

En su estancia por Dinamarca ofreció un recital a Su Magestad la Reina Margarita II, también ha intervenido en un concierto para orquesta del brasileño Héctor Villalobos y, en el Sur de California, ha tocado con la pianista Janet Colburn en un recital a cuatro manos.

Ante de ingresar a la escuela diplomática, en 1968, se graduó como pianista profesional, actividades que ha sabido combinar; al dar sus primeros pasos, con la mente puesta en el servicio exterior, rememoró que muchas mujeres “muy hábiles” dejaron la carrera.

“La mujer debe trabajar acá, pero no va a ir allá”, contó que decían en la academia.

Si había viajes de estudio, detalló, de forma sistemática las de su género no tenían las mismas oportunidades. “Yo no me voy a quedar”, respondía Cino, dando como argumento que contaba con un examen de aprobación igual que el resto de alumnos.

El proceso fue lento, pero siguió viendo la resistencia. Ella ingresó a la Cancillería en 1970 y no fue hasta 1978 que fue nombrada a Austria como tercera secretaria, luego las puertas se abrieron paulatinamente. En 1998 obtuvo el rango de Embajadora en el escalafón diplomático.

“Ha habido un avance”, reconoció Cino, asegurando que ahora hay más mujeres y no existen los estigmas que ella enfrentó, pero cree que se debe seguir luchando.

Hasta el 2016, estuvo casada con el embajador Gustavo Adolfo Silva, quien falleció en territorio peruano. Es madre de Liza Kirei, de 40  años de edad, quien siguió la vena artística de su progenitora, al convertirse en actriz profesional.

“Preferiría seguir activa”, aclaró la diplomática, quien en 1987 obtuvo una maestría en comunicaciones en la Univesidad Iberoamericana de México, pero de momento no descarta dar conferencias o escribir un libro. “Vamos a ver que oportunidades se presentan”, agregó.

Para desarrollar sus planes se basó en el trabajo en equipo y al describir su legado, no se tira flores. Lo atribuye al personal del consulado y al apoyo que encontró en sus colegas de los consulados latinoamericanos, líderes y autoridades locales.

“He recogido lo que otros vienen haciendo”, aseguró, afirmando que siempre trató de ponerse en los pies de los demás. De hecho, su mayor pesar es dejar las amistades que construyó, quienes al final fueron clave en su gestión.

“He podido hacer gestión porque se han abierto las puertas”, indicó con nostalgia, aunque espera despedirse personalmente y agradecer el apoyo a quienes acudan a la recepción del próximo 7 de mayo. Cino será relevada en el cargo por Gino Giorffino. 

Despedida a embajadora Liliana Cino

Fecha: Domingo 7 de mayo a las 3 pm

Lugar: Restaurante Choza Mama

Dirección: 96 E Colorado Blvd, Pasadena

Reservaciones: 626-432-4692

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°