Anuncio
Share

Se hacía novio de madres solteras para violar a sus hijos; recibe condena

(Cortesia)

Un sujeto latino, de 58 años de edad, fue condenado a varias décadas en prisión por abusar sexualmente de cinco menores de edad.

Amador Valencia Santos, que también se hace llamar “Omar”, fue condenado a 47 años y cuatro meses por los crímenes, que según la Procuraduría cometía luego de hacerse novio de las madres solteras de los menores.

Los asaltos ocurrieron entre el 2000 y el 2007, cuando los niños tenían entre siete y 17 años de edad.

De acuerdo a los documentos de la Corte Superior de Los Ángeles, Valencia Santos convencía a las madres de que sería un buen padre para los niños, con el propósito de obtener confianza de las mujeres y luego violar a los menores.

Santos conoció a sus víctimas a través de amigos comunes y se ganó la confianza de ellas.

El acusado terminaba llevándose a los menores al cine y a los parques de atracciones, jugaba videojuegos, deportes y les compraba ropa.

También les pedía a las madres pasar tiempo con los menores en su hogar, donde tiempo después les presentaba pornografía y luego los violaba, sostiene la Procuraduría.

Santos fue encontrado culpable el 6 de diciembre de tres cargos de copulación oral de un menor, dos cargos de abuso sexual continuo, actos lascivos y sodomía, así como un cargo de intento de sodomía.

Sin embargo, el Departamento de Policía de Los Ángeles sostiene que los abusos pudieron empezar desde 1998 con otros menores, ya que varios testigos dijeron haberlo visto recibir varios niños en su propiedad.

La hermana de cuatro de las víctimas de Santos, tres de las cuales fueron incluidas en los cargos presentados en su contra, dio este lunes una declaración de impacto sobre las víctimas antes de que la sentencia del acusado fuera dictada.

La mujer, que pidió no ser identificada por su nombre, dijo: “No solo les despojaste de su inocencia, de su infancia, perturbando su virilidad, pero también se les ha hecho muy difícil ver la belleza y el potencial que cada uno de ellos tiene”, dijo.

“Tú, disfrazado como un hombre de Dios, no solo nos engañaste a todos, sino a ti también, corrompió nuestra relación con Dios’’, agregó la mujer, señalando que sus hermanos sufrieron durante años después del abuso.

“Quiero que estés al tanto de las interminables noches que vi a mis hermanos llorando, llorando, llorando, auto mutilándose con abuso de sustancias, a través del cual se alivianaron su dolor”, le dijo al acusado.

“La mayor satisfacción que todos tenemos es que no habrá otro niño pequeño, que vivirá una vida infernal en silencio contigo”, concluyó.


Anuncio