Se extienden los permisos de empleo para solicitantes de asilo tras retrasos en las cortes

Se extienden los permisos de empleo para solicitantes de asilo tras retrasos en las cortes

Un retraso de casi medio millón de casos en las cortes de inmigración, permiten a todos los inmigrantes que piden asilo en Estados Unidos y reciben un permiso temporal de empleo, validar esta autorización por dos años.

Las autoridades de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), anunciaron la extensión que anteriormente solo se otorgaba por un año para los solicitantes cuyos trámites están pendientes por más de 150 días.

A partir del 5 de octubre del 2016, “se les concede a los solicitantes de asilo un permiso de trabajo de 24 meses”,  señala el comunicado de USCIS.  Esto en caso de que el peticionario no haya recibido una decisión sobre su caso de asilo para después de 150 días de someter sus trámites.

Según la oficina, la razón de las extensiones para trabajar legalmente en el país se debe a la enorme carga de asuntos pendientes en los tribunales de inmigración.

Simplemente, en junio de este año, el atraso alcanzó su punto más alto de 496, 704 casos pendientes para solucionar.

Los retrasos se agudizaron para trabajar en unos 68,500 casos de menores no acompañados de Centro América y México, que intentaron cruzar la frontera el año pasado.

A principios del 2016, el Departamento de Justicia le hizo saber a miles de inmigrantes que su cita en la corte de inmigración se ha retrasado hasta finales del 2019 o 2020,  lo que ha molestado a muchos que temen no poder conseguir la ciudadanía antes de las elecciones del 8 de noviembre.

“El problema real es la falta de jueces. Ha sido difícil para el gobierno darle prioridad a los niños que han llegado sin compañía al país, pero la situación debe resolverse teniendo en cuenta que los menores son vulnerables”, dijo Daniel Costa, director de investigación de Economic Policy Institue.

A principios de años, esta publicación destacó que había 233 jueces de inmigración en 58 cortes a nivel nacional para casi 500 mil casos. Lo que significa que cada juez lleva los casos de 2 a 3 mil inmigrantes. El número para esta fecha, no ha cambiado.

Simplemente, aquí en California unos 88,711 casos  están en espera de una resolución, la región de Los Ángeles con más de la mitad  con unos 51,972.

El impacto de las demoras, según expertos, puede dañar algunos casos mientras ayudan a otros.

Con la demora, la desaparición de pruebas, testimonios, la muerte de personas por las cuelas una persona puede calificar e inclusive el cambio de edad son factores que pueden influir negativamente en un juicio.

Elizabeth Uribe, abogada de inmigración, está de acuerdo en este problema.

“Los atrasos en la corte pueden favorecerle  a un cliente o puede cerrarle las puertas. En muchas ocasiones, por ejemplo, si el cliente tenía un hijo menor de 21 años en este país por el cual calificaba quedarse, pero debido a la larga espera el menor ya va a cumplir la edad en la que el padre no puede calificar, entonces el cliente pierde”, dice Uribe.

Por otra parte, estos retrasos ayudan a reforzar otros casos al tener más tiempo la gente de colectar evidencia para permanecer en este país.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°