Anuncio
Share
Local

Santa Ana: Una cámara escondida capta a enfermero abusando de menor discapacitado

Oscar Gilbert Félix
(Cortesia)

Un enfermero que fue contratado para cuidar a diario de un niño de seis años de edad en Santa Ana, se encuentra arrestado bajo sospecha de abusar del menor discapacitado, informaron las autoridades.

Oscar Gilbert Félix, de 54 años de edad, enfrenta cargos de delito grave de abuso infantil, sostuvo Anthony Bertagna, agente del Departamento de Policía de Santa Ana.

Félix se encuentra detenido con una fianza a de 100 mil dólares.

La madre del niño llamó a la policía el lunes 30 de octubre, para informar que una cámara escondida sorprendió al enfermero con 14 años de experiencia, golpeando y pateando a su hijo hace unos días, dijo Bertagna.

El niño, quien tiene la capacidad mental de un menor de dos años, necesita un tubo de alimentación y le es difícil escuchar, por lo que necesita cuidado todo el tiempo.

Félix, residente del condado de Orange, fue contratado en agosto para atender al niño de lunes a viernes.

“Hace aproximadamente tres semanas, su hijo comenzó a actuar diferente y se volvió más agresivo hacia ella… lo cual fue un cambio en la personalidad que estaba fuera de la norma”, dijo Bertagna.

La madre llamó a la compañía que contrató al enfermero y le dijeron que “estaban trabajando en eso’’, pero cuando “el comportamiento del niño no mejoró, ella puso una cámara escondida”, dijo Bertagna.

En el video se puede ver al niño tratando de llamar la atención del enfermero, quien parece estar preocupado en contestar mensajes de texto en un teléfono celular, dijo Bertagna.

El niño se desliza fuera de su regazo de la persona que lo cuida y tira algunos objetos, lo que parece enfurecerlo. Entonces  se puede ver al hombre golpeando al niño y aventándole objetos.

“En el video, el enfermero pasa la mayor parte del tiempo mandando mensajes de texto y se puede observar cómo le arroja una mochila y lo tira al suelo”, dijo Bertagna.  

Félix ha sido enfermero con licencia durante 14 años, por lo que la policía está preocupada de que pueda haber otras víctima.


Anuncio