Anuncio
Share

¡Retenes a la vista! LAPD realizará inspecciones de sobriedad por el Día de Acción de Gracias

Las inspecciones de sobriedad se implementarán en los días previos al Día de Acción de Gracias y se extenderán hasta el inicio del 2017.

Las inspecciones de sobriedad se implementarán en los días previos al Día de Acción de Gracias y se extenderán hasta el inicio del 2017.

(Archivo/Hoy)

Las celebración por el Día de Acción de Gracias traerá a diferentes puntos de la ciudad controles de sobriedad en las carreteras, a fin de que el ambiente festivo no se convierta en tragedia, informaron las autoridades, enfatizando que lo mejor es no manejar después de tomar alcohol.

Según la ley de California, si el conductor tiene 21 años o más, no puede operar un vehículo con una concentración de alcohol en la sangre superior al 0.08%.

Mauricio Baldovinos, oficial de la División de Tránsito del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), explicó que no se trata de cuánto se toma, sino en la manera que se hace, porque si una persona está cansada, no ha comido y no ha dormido, el efecto es mayor.

“Si nos dicen: ‘me tomé una cerveza’, la pregunta que hacemos es: ¿qué tamaño? Puede ser de 16 ó 40 onzas. Algunos conductores dicen: ‘me dormí una hora y estoy bien’. Depende de cuánto es lo que tome, eso es lo que tiene que esperar para conducir”, reflexionó.

En el 2015, en todo Estados Unidos, murieron 10,265 personas en accidentes relacionados a conductores borrachos, eso significa un promedio de 28 fatalidades al día. En comparación al 2014, cuando se reportaron 9,943 fallecimientos, hubo un incremento nacional de 3.2%.

A nivel local, según estadísticas de LAPD, en los últimos tres años se han reportado 7,048 accidentes por manejar bajo el efecto del alcohol o drogas, lo que ha derivado en 60 muertes y 2,818 lesionados solo en la ciudad de Los Ángeles.

“Queremos prevenir una tragedia, por eso andamos acelerando nuestros retenes, para que la gente se recuerde que es mejor llegar vivo a casa que muerto”, advirtió Baldovinos, destacando que los controles de sobriedad comienzan para el ‘Thanksgiving’ y se extenderán hasta el Año Nuevo.

Cuando una persona es detenida conduciendo borracho, el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California recibe una notificación, por lo que puede quitarle al chofer el privilegio de manejar.

Por otra parte, la Corte puede incluir una multa, encarcelamiento, demorar la expedición de la licencia para manejar y hacerle completar un programa por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas.

“Si va a celebrar con alcohol en estas fiestas debe ser responsable, tome un taxi, uber o pídale a un familiar que se dedique a ser un conductor designado; en estos días hay familias que están de compras, hay niños en las calles y queremos prevenir tragedias”, subrayó el oficial de LAPD.

Las personas arrestadas, que conducen bajo el efecto del alcohol o drogas, les puede costar aproximadamente 10,000 dólares esa decisión, eso implica el pago por asistencia legal, los costos de la corte y el incremento en el seguro del vehículo.


Anuncio