Anuncio
Share

Resolución en Los Ángeles busca paralizar crímenes de odio tras elecciones presidenciales

Solís sostiene que después de los resultados de las elecciones presidenciales, se le han reportado varios incidentes.

Solís sostiene que después de los resultados de las elecciones presidenciales, se le han reportado varios incidentes.

(Los Angeles Times)

La resolución titulada “Alto a los crímenes de odio tras las elecciones” fue introducida hoy para amortiguar la ola de posibles ataques contra la comunidad migrante.

La medida busca alentar a la gente a denunciar los actos violentos, agresiones y la discriminación que ocurra en 88 comunidades.

Asimismo, pide el apoyo de las estaciones del Sheriff para proteger a las personas que sean blancos de estos crímenes de odio.

Hilda Solís, supervisora del condado de Los Ángeles, quien introdujo la petición sostiene que después de los resultados de las elecciones presidenciales, se le han reportado varios incidentes.

Uno de ellos ocurrió en Azusa, donde una mujer empujaba la carriola de su hijo en la calle cuando un hombre de cabello canoso en una camioneta roja se detuvo a la par para salirse de la misma y decirle que se largara de su país.

Según la víctima, el hombre le gritó: “Ustedes los mexicanos infestan este país y viven de gratis”. Entonces el sujeto procedió a derramar una soda en la muer, señala la supervisora enfatizando que el reporte salió del Departamento del Sheriff.

En otro incidente, una estudiante musulmana americana de preparatoria fue asaltada luego de que una persona le arrebató la prenda que cubría su cabeza para llamarle “terrorista” y decirle con insultos que no era americana.

En otro incidente, un hombre afroamericano encontró una nota que alguien había metido por debajo de su puerta diciéndole “regresa a la plantación”.

Sin embargo, el percance que llegó incluso a las cadenas de televisión fue la de un maestro en sur de Los Ángeles que les dijo a sus estudiantes latinos que sus padres serian deportados y que ellos terminarían en hogares de crianza.

“No podemos estos repugnantes actos de odio, discriminación, intimidación y acoso, afirma Solís. “No debemos ceder ante las fuerzas de chivo expiatorio e intolerancia”, agrega la supervisora.

Alfredo Ortega, residente del Este de Los Ángeles, sostiene que con la política actual es necesario que los funcionarios locales protejan a los más vulnerables.

“Nuestro futuro presidente habló mal de muchas minorías. A pesar de esto, el señor Donald Trump ganó la presidencia. Las creencias de este hombre, no son las creencias de las que Estados Unidos se enorgullece”, dice Ortega.

“Es crítico que el gobierno local por lo menos siga las verdaderas creencias del país”, sostiene el residente.

Susan Mejía, residente el Sur el Monte, dijo estar orgullosa del gobierno local por las acciones de apoyo.

“Estos actos significan mucho para los residentes de la comunidad. Muchos padres de familias sin documentos legales en el país, nos sentimos más descansados al ver que los que están en el poder, a nivel local, por lo menos nos respaldan”, dice Mejía.


Anuncio