Anuncio
Share

Todavía no empiezan los aumentos al mínimo, pero incrementos a los servicios básicos ya se advirtieron

El Departamento de Agua y Electricidad de la ciudad de Los Ángeles (DWP) sostiene que el incremento es necesario para cubrir necesidades de infraestructura y mejorar el servicio al cliente.

El Departamento de Agua y Electricidad de la ciudad de Los Ángeles (DWP) sostiene que el incremento es necesario para cubrir necesidades de infraestructura y mejorar el servicio al cliente.

El Departamento de Agua y Electricidad de la ciudad de Los Ángeles llevó a cabo este miércoles su primera junta comunitaria para compartir información acerca de un plan para incrementar las facturas de un 2.4% a 5.4% anualmente en los próximos cinco años.

El departamento sostiene que el incremento es necesario para cubrir necesidades de infraestructura y para la lograr el ahorro de agua y energía al mismo tiempo que mejora su servicio al cliente.

Para Berta Jiménez, una residente y activista de Los Ángeles que asistió a la junta, el incremento es una bofetada, dice a través de una entrevista telefónica con HOY.

“Es triste ver como los poderosos tratan de buscar formas para quitarnos el poco dinero que ganamos. Aun no se dan los aumentos de salario, pero ya quieren aumentar el agua y la electricidad”, dijo Jiménez.

Asimismo, Marie Lorenzo señala, otra residente de la ciudad sostiene que desafortunadamente mucha gente no sabe sobre las juntas y no puede exponer su voz de descontento.

“Un dólar, dos dólares o tres, no importa cuál sea el aumento. Para una familia de bajos recursos, 25 centavos los usas para comprar cebolla, cilantro o hasta un pepino. No creo que el aumento es justo”, dijo Lorenzo.

“A la comunidad yo le digo que se una, que asista a las juntas y que diga que no quieren este incremento”, agregó la madre soltera.

De aprobarse el plan, esto significa que el habitante promedio de la ciudad podría ver aumentos en sus facturas a partir del próximo año de $4.75 al mes hasta $23 dólares para el 2020.

Aunque el tema es relativamente nuevo y las juntas son continuas, el concejal Gil Cedillo sostiene estar preocupado.

“Lo que me preocupa es el precio. No me gustaría ver aumentos para la gente de bajos recursos, que no pueden pagar ya sus facturas”, dice Cedillo (D-1). “Particularmente cuando en estos tiempos hemos estado haciendo esfuerzos para ahorrar agua y electricidad, no creo que el aumento motive a la comunidad”, señaló.

Según el departamento, este se ha esforzado en ahorrar 467 millones de dólares a través de reducciones en labor y otros costos. No obstante para mantenerse día a día, este necesita 900 millones adicionales para los servicios de electricidad y unos 230 para los servicios de agua.

Este plan debe ser considerado primero por la Junta de Comisionados del Agua y Electricidad y el concilio.

Respecto al plan, el presidente de la comisión, Mel Levine aseveró a los medios de comunicación, MyNewsLA.com: “anticipó que este será un diálogo que involucre a ambos, los usuarios y lo más importantes, los interesados y la comunidad”.

Para más información sobre las siguientes juntas, el público puede llamar al 1.800.342.5397.


Anuncio