Anuncio
Share

Asambleístas Republicanos buscan un acercamiento con la comunidad latina

Asambleístas David Hadley (i) Kristin Olsen, Ling Ling Chang y Chad Mayes en las oficinas de HOY Los Ángeles, edificio de Los Angeles Times.

Asambleístas David Hadley (i) Kristin Olsen, Ling Ling Chang y Chad Mayes en las oficinas de HOY Los Ángeles, edificio de Los Angeles Times.

(Selene Rivera)

Luego de varias décadas de polarización entre la comunidad latina en general y el Partido Republicano en California, un grupo de asambleístas, jóvenes, que todavía estudiaban cuando el gobernador Pete Wilson firmó la ley 187, quiere cambiar la historia y acercarse a la comunidad latina, incluso en español.

Hace unos días, los asambleístas republicanos Kristin Olsen, Ling Ling Chang, David Hadley y Chad Mayes solicitaron una junta editorial con HOY para expresar sus preocupaciones y acercarse en forma más directa a la comunidad inmigrante.

“Queremos que la comunidad sepa lo que estamos haciendo y así lograr acercarnos a ellos”, dijo Olsen, quien representa el Distrito 12, que incluye varias partes de los condados de San Joaquín y Stanislaus en el Valle Central.

Olsen admitió que durante mucho tiempo ha existido una desconexión entre el sector latino y los republicanos. Sin embargo, agregó que con la diversidad de etnias dentro del Caucus y su reconocimiento para reconectarse con la comunidad, es el momento perfecto para cumplir esa misión.

“Llevamos a cabo varios esfuerzos como la contratación de oradores en español, la presentación de videos, las visitas con diversas cámaras de comercio y organizaciones sin fines de lucro para cumplir nuestro propósito”, señala la asambleísta, quien también habla español.

De acuerdo a los asambleístas, la Asamblea, de mayoría demócrata, afortunadamente ya se ha percatado de la necesidad de una reforma educativa para los niños y jóvenes de todo el estado, porque según ellos, este les está fallando al negarles una educación de calidad y dejarlos en salones sobrepoblados, no suministrarles las clases que necesitan y no proveerles ni siquiera los útiles necesarios.

“Desafortunadamente la mayoría en la legislatura ha matado nuestras propuestas de ley con sus votos o los han postergado para ‘estudiarlos a fondo’, pero nosotros vamos a continuar hablando de la importancia de la educación, ya que por ahora les estamos fallando a nuestro estudiantes”, señaló Olsen.

Por el momento, un total de seis propuestas sobre la educación han “muerto en la asamblea o están bajo estudios”, repitió en forma irónica, ya que es una estrategia política utilizada en Sacramento para eliminar las propuestas del otro partido.

Un ejemplo de ello es la propuesta AB-889, de la asambleísta Chang del Distrito 55 en Diamond Bar.

“La medida fue aniquilada a principios de año. Esta hubiera permitido a los estudiantes de la preparatoria registrados en las clases de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas registrarse en cursos avanzados universitarios”, sostuvo Chang, quien también es inmigrante, nacida en Taiwan.

Lo cierto es que “nuestra economía depende de la educación de los niños”, agregó.

Otra medida que se encuentra bajo estudio es la AB 1048, de los asambleístas Catherine Baker y David Hadley.

La propuesta permitiría que cada distrito maneje sus propias finanzas y ahorre, si así lo considera, para sus prioridades educativas a nivel local.

“Lo positivo de este tema es que un gran número de demócratas se ha dado cuenta de que existe un problema y esperamos avanzar en ello”, dice Hadley, del Distrito 66 en Manhattan Beach y el único funcionario que alcanzaba los 50 años.

“Si tengo un niño en la escuela quiero asegurarme que tenemos el dinero suficiente para que los estudiantes y los salones de clase tengan los maestros necesarios, un mejor suministro de útiles y escuelas que no estén sobrepobladas...”, aseveró Hadley.

Otro problema, igual de importante y delicado para los asambleístas, es la compostura de las carreteras, ya que es un tema en el que ambos partidos están de acuerdo y de gran importancia para el estado, considerando que Los Ángeles, la segunda ciudad más importante del país, es la capital del automóvil.

“Nuestro caucus ha tomado el liderazgo de poner un paquete sustancial para nuestras autopistas. Este totaliza el gasto de más de 6 mil millones de dólares en recursos existentes que podemos usar”, señaló Olsen.

Con este paquete, agregó el asambleísta Mayes del Distrito 42 en San Bernardino, “estamos comprometidos a mejorar la vida de los californianos y trabajar con responsabilidad con los recursos que tenemos”.

El paquete agrega un total de 6.6 mil millones de dólares en fondos para diferentes proyectos y crea unos 90 mil empleos sin incrementar impuestos, indicó el funcionario.

Según los asambleístas es una tristeza que para el año fiscal 2015-16 solamente se hayan aprobado 2.3 mil millones de dólares en gastos para las carreteras, enfatizando que California es el estado número 45 de 50 entidades que se encuentran con las peores condiciones en cuanto a carreteras se refiere y el más caro en costos de reparación.

Otros temas como la economía y la reducción del costo de vivienda, también estuvieron en la mesa como prioridad de los funcionarios.

Por otro lado, los jóvenes políticos, enfatizaron que los comentarios racistas del magnate Donald Trump contra la comunidad inmigrante no tienen excusa alguna y fueron ofensivos tanto para ellos, para el Partido Republicano y para la comunidad en general.

Actualmente la Asamblea de California tiene 80 miembros de los cuales sólo una tercera parte son del Partido Republicano. Esto significa que deben de tener el apoyo de los demócratas para que una de sus propuestas se convierta en ley.


Anuncio