Anuncio

Buscan detener los casos de abuso y excesivo uso de la fuerza por parte de la policía

Entre las propuestas se sugirió también un reporte anual sobre el uso de fuerza que contenga información que ayude a la comisión a revisar tales casos y crear nuevas pólizas.

Entre las propuestas se sugirió también un reporte anual sobre el uso de fuerza que contenga información que ayude a la comisión a revisar tales casos y crear nuevas pólizas.

(Los Angeles Times)

El año pasado hubo 23 balaceras entre agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y residentes de la ciudad. Y en lo que va del año, la cifra ha aumentado a 45 incidentes.

Con estas estadísticas en mano, la Comisión de Policía de la ciudad de Los Ángeles acordó este martes llevar a cabo varios esfuerzos para reducir tanto las balaceras como el uso excesivo de fuerza.

Las cifras presentadas durante la junta de la comisión fueron calificadas por Matt Johnson, presidente de la comisión, como “alarmantes”.

“Estoy seguro de que podemos trabajar para reducir el número de incidentes a través de entrenamiento extensivo y la modificación de tácticas”, sostuvo Johnson, quien pidió un estudio que pueda comparar el uso de fuerza de otros agentes de la ley en diferentes ciudades del país.

Asimismo, Johnson sugirió revisar estrategias donde el departamento policial pueda utilizar armas que sean menos letales, como las pistolas de balas de goma o eléctricas, en aquellos casos en los que el agente considere que el sospechoso no trae consigo un arma de fuego.

Estos pasos “podrían ser las herramientas guía para las autoridades sobre cómo y dónde podemos mejorar al departamento”, dijo Johnson ante sus colegas que lo apoyaron.

Entre las propuestas se sugirió también un reporte anual sobre el uso de fuerza que contenga información que ayude a la comisión a revisar esos casos y crear nuevas políticas y normas. A esto se le une un reporte sobre la efectividad de los entrenamientos policiales y un plan de auditoría sobre la efectividad de las cámaras corporales.

Un reporte final sobre las sugerencias será presentado en 30 días.

Por su parte, el jefe de policía Charlie Beck sostuvo que su oficina ha estado guiando a sus agentes en la misma dirección que propone Johnson.

“Es bueno ver que la comisión y yo compartimos la misma visión de lo que necesitamos hacer en la ciudad”.

Por su parte las organizaciones en contra del uso de fuerza excesivo señalaron que no le creerán a las autoridades hasta ver el resultado de sus acciones.

Según la coalición Youth Justice, tan sólo desde enero del 2007 hasta abril del 2015, unas 342 personas fueron baleadas por policías solamente en el condado de Los Ángeles.

“Los planes suenan muy bien, pero la aplicación es lo que queremos ver. La comunidad en estos momentos tiene desconfianza y tiene temor de las autoridades”, dijo Manuel Salgado, miembro de la coalición.

Asimismo, Jorge Gómez de la Answer Los Ángeles dijo que no solamente deben llevarse a la práctica los planes policiales, sino que se deben de hacer responsables a los mismos agentes de la ley.

“Lo que vemos una y otra vez es que entre las autoridades y agencias se cubren cuando hacen algo indebido. Queremos que también cada policía sea responsable de sus actos y pague si no obedece”, declaró Gómez.


Anuncio