Anuncio

Recibe dinero en los impuestos por cuidar a familiares enfermos

(Getty Images)

A sus 70 años de edad, Ana González tiene que cuidar de su esposo de 78, quien padece de artritis reumatoide.

Para la residente de San Diego, la tarea es todo un honor, pero llega con cansancio y gastos.

“Debido a que mi esposo no puede caminar, yo tengo que ayudarlo todo el tiempo en el hogar, pero cuando debo salir o quiero descansar unas horas, pues tengo que pagarle a las vecinas y los nietos por la ayuda”, dijo.

González admite que gasta hasta 5 mil dólares al año, en el cuidado para su marido, así como en vendas y medicamentos para el dolor de articulaciones.

De hecho, anualmente una personas que cuida de un familiar enfermo o discapacitado, termina gastando un promedio de 7,000 dólares al año, asegura un estudio realizado por AARP en 2016.

Esta mujer tiene la fortuna que sus amistades y familiares no piden un pago base. De hecho, los costos por cuidado de una persona enferma a nivel profesional van desde 20 dólares a 35 dólares por la hora.

En época de impuestos, Gonzalez tampoco reporta estos gastos, lo que podría ayudarle a nivelarse. Los expertos de AARP recomiendan que conozca estos derechos.

Por otro lado, un proyecto de ley en la Asamblea del Estado de California pretende compensar algunos de esos costos. La legislación proporcionaría a los cuidadores un crédito fiscal de hasta $5,000 al año por el dinero que gasta en equipos médicos asistencia.

La medida, que entraría en vigor a partir del 2020, reembolsaría el 50% de los gastos elegibles para modernizar un hogar a las necesidades del discapacitado, la contratación de un asistente o para arrendar o para rentar o comprar equipo especial.

El crédito estaría disponible para las personas que ganan hasta %170,000 al año, o los contribuyentes de impuestos conjuntos que ganan hasta $250,000.

“Para mucha gente como yo, este ‘descanso’ sería una bendición. Mi esposo y yo vivimos con un salario de pensión fijo. Así que $5 mil de crédito nos ayudarían mucho”, dice González.

“El costo [por cuidado] puede ser asombroso”, dice el asambleísta estatal Jim Patterson (R-Fresno), autor de un proyecto de ley que otorgaría a los cuidadores familiares en California el crédito.

“Si los miembros de la legislatura y el gobernador ven a través de los ojos de sus propias familias, amigos y vecinos... Creo que se puede aprobar y firmar”, agrega Patterson.

Actualmente, California cuenta con aproximadamente 4.5 millones de personas que cuidan a sus seres queridos.

El Capitolio de California también cuenta con propuestas que van desde nombrar a un estado como “Envejecimiento Zar”, hasta financiar un nuevo beneficio en efectivo para los servicios de atención a largo plazo.

A continuación AARP ofrece algunos consejos para preparar los impuestos si cuidas de un familiar, o puedes ingresar a su página para más información al https://www.aarp.org/espanol/recursos-para-el-cuidado/asuntos-legales-financieros/info-2016/consejos-preparar-impuestos-taxes.html?intcmp=AE-CRC-TOSPA-TOGL-ES

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) permite que los cuidadores familiares reclamen como dependiente a cualquier persona relacionada por lazos sanguíneos, matrimonio, adopción, o hasta amigos, siempre y cuando ambas partes cumplan con los requisitos del IRS.

De ser así, el cuidador puede reclamar la deducción por el dependiente en su declaración de impuesto federal. Un beneficio adicional para los contribuyentes individuales: añadir a un dependiente permite que reclames la deducción y te convierte en jefe de familia; incluso si tu familiar vive en otro hogar.

Para calificar:

  • Tu ser querido debe ser un residente legal de Estados Unidos, México o Canadá.
  • El ingreso tributable de tu ser querido no puede exceder el máximo estipulado (los expertos en impuestos conocen estos datos)
  • Los ingresos tributables incluyen las ganancias de inversiones; dividendos; ganancias de capital; ingresos por concepto de alquiler; intereses; retiros de cuentas IRA regulares, 401K, y otras cuentas de jubilación; ingresos ganados a través de salarios, ciertas regalías, honorarios, y pagos por cesantías y trabajo protegido.
  • Los ingresos libres de impuestos incluyen pensiones no sujetas a tributación, pagos del Seguro Social si el ingreso es menor de $25,000 para un contribuyente individual o $32,000 para declaraciones conjuntas, pago por discapacidad del Departamento de Asuntos de Veteranos, la Seguridad de Ingreso Suplementario, los beneficios por desempleo, los beneficios del programa de Asistencia Nutricional Suplementaria y los regalos en efectivo de poco monto.
  • Debes pagar más del 50% de los gastos anuales de manutención de tu ser querido. Esto puede incluir: alimentos, ropa, vivienda, cuidado médico y dental, entretenimiento, transporte y otras necesidades.
  • Los gastos se pueden dividir entre dos o más personas, pero solo uno puede reclamar al ser querido como dependiente. El IRS sugiere turnarse para reclamar la deducción. Cualquiera que aporte más del 10% debe someter una Multiple Support Declaration (Declaración de manutención múltiple) al IRS, donde renuncia a reclamar a su ser querido como dependiente.
  • Tus padres, si están casados, no radican una declaración conjunta o radican una declaración conjunta solo para reclamar un reembolso de impuestos.
  • Puedes reclamar como dependiente a un amigo, tía postiza o un ser querido sin lazos sanguíneos. Se aplican las mismas reglas, y una adicional: La persona a quien cuidas debe haber vivido contigo por lo menos seis meses del año.

Reglas que debes seguir:

  • Un dependiente no puede tener dependientes.
  • Mantén registros detallados.
  • Conserva todos los recibos, ya sea de gastos grandes o pequeños, en papel o electrónicos.
  • Anota todos los gastos relacionados en un calendario o guarda la información en tu teléfono celular. Esto asegurará que no olvides ninguna deducción permitida y formaría parte de tu documentación en caso de una auditoría.

¡Deduce esto! Gastos médicos de tu dependiente.

Puedes deducir el dinero que pagaste para cubrir los gastos médicos no reembolsados de tu dependiente si los gastos médicos totales reclamados en tus impuestos son mayores del 10% de tu ingreso bruto ajustado. Deberás detallarlos. Verifica la Publicación 502 (en inglés) del IRS para conocer qué puedes o no puedes deducir. Algunas deducciones aceptables:

Copagos y deducibles

Terapias aceptadas no cubiertas por el seguro de salud

Anteojos

Transporte en ambulancia

Acupuntura

Terapia física

Cuidado de la memoria

Vendas

Audífonos

Transporte (en inglés) a citas o servicios

Cuidado diurno para adultos o cuidado de salud en el hogar, si trabajas

Actividades para adultos mayores con necesidades especiales

Modificaciones en el hogar y el vehículo necesarias para la seguridad o movilidad

Costo de un asistente profesional de la salud durante tus relevos de descanso

Hotel cerca de los centros de tratamiento

Deducciones no aceptables: artículos y servicios que beneficien al hogar en general.

Cuentas de gastos flexibles (FSA)

Si cuidas de niños enfermos o con discapacidades

El Child and Dependent Care Credit (crédito por gastos de cuidado de hijos menores y dependientes), también llamado Elderly Dependent Care Credit (crédito por cuidado de anciano dependiente) o Aging Parent Tax Credit (crédito de impuesto por un padre envejeciente), está diseñado para los cuidadores que pagan un programa de cuidado diurno para adultos o cuidado de salud en el hogar para su ser querido, para que el cuidador pueda ir a trabajar o buscar empleo.

La persona a cargo de los pagos del cuidado puede reclamar este crédito. A diferencia de un deducible, el cual disminuye la cantidad del ingreso tributable, un crédito de impuesto se deduce de los impuestos que debes.


Anuncio