Concierto indígena trilingüe, una expresión cultural llena de denuncia y resistencia

Rap y hip-hop indígena y trilingüe, ritmos que denuncian toda una vida de abusos

El escenario fue pequeño, pero el talento enorme. En un evento histórico, por primera vez en Los Ángeles, se reunieron artistas indígenas que llegaron a “tejer palabras y rimas” en inglés, español, zapoteco y mixteco, en un concierto de rap y  hip hop donde la denuncia de abuso hacia los pueblos nativos fue expresada sin límites e invitó a reflexionar a los asistentes.

“Nuestra meta es rescatar e innovar la música oaxaqueña y combinarla con los ritmos de aquí”, explicó Iván Masas , miembro de la banda de viento Bi’do Brass,  que asombró con su música a los adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes  que asistieron al concierto realizado en las instalaciones de la organización comunitaria Carecen en el área de Pico Union.

Los jóvenes artistas interpretaron melodías que fusionan los sonidos tradicionales de Oaxaca, mezclada con ritmos de jazz y ska.

“La música es universal y se pueden hacer variaciones con ella, lo más importante es divertirse”, opinó Masas, oriundo de Los Ángeles pero de raíces zapotecas.

El rapero Uma Isu, nacido en la región mixteca en Oaxaca, es miembro del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) que organizó el evento. Pero su verdadera vocación es ser “activista”, como el mismo se define.

“Soy un rapero trilingüe porque canto en mixteco, español e inglés, pero también trabajo para transmitir nuestra cultura a través de la música”, compartió el artista que canta sobre la resistencia indígena de preservar desde la lengua hasta la forma de ver el mundo.

Desde la región zapoteca de Oaxaca llegó la joven artistas, activista y rapera Mare Advertencia Lirika.  Ella era una de las más esperadas esa tarde, con su música a la que ella misma describe como “un documento histórico de la realidad en México”.

“Trato de poner temas incómodos en la mesa para provocar reacciones en la gente. De que mi música cuente una realidad histórica de mi generación”, explicó Mare, luego de poner a cantar y reflexionar a los asistentes con su canciones.

Las letras de sus composiciones en sus cuatro álbumes hacen una fuerte crítica al sistema  capitalista neoliberal, al gobierno de México,  a la violencia contra la mujer, entre otros problemas sociales que oprimen a los pueblos indígenas y en general a la mayoría de los mexicanos.

“Somos testigos de un estado de derecho, donde solo se actúa si se trata de su provecho”, dice la letra de la canción ‘Bienvenidx’, del álbun ‘Siempre Viva’,  en la que habla en contra de las actitudes del gobierno y la iglesia ante tanta corrupción, violencia y desigualdad que parecen ignorar.

Uno de los momentos que se vivió con más algarabía, principalmente de la audiencia femenina, fue cuando toco la canción: “No quiero tu piropo , quiero tu respeto”.  El tema es una denuncia y protesta al acoso callejero por parte de los hombres hacia las mujeres, no solo en México, sino a nivel mundial, particularmente en países de Latinoamérica.

En el concierto se podían apreciar varias generaciones reunidas, inmigrantes y nacidas en Estados Unidos, todos disfrutando de la música y las expresiones artísticas que han tenido poco eco en la sociedad angelina, pero en la medida que crece y se organiza la comunidad oaxaqueña han ido ganando espacio.

“Su música es una expresión refinada, llena de una creatividad artística extraordinaria que al mismo tiempo contiene una conciencia social profunda”, opinó el Dr. Gaspar Rivera Salgado, director de proyectos en UCLA, quien por momentos también tarareaba y bailaba la música.

Rivera Salgado celebró que todos estos jóvenes con los que comparte sus raíces oaxaqueñas, estén elevando a nivel artístico  la cultura de protesta, en la que expresan lo que esta pasando en su mundo.

“Ellos han adaptado una música global pero la han adaptado extraordinariamente a su realidad”, destacó.

El evento también contó con danzas tradicionales de la región mixteca y con la participación de la Banda Femenil Maqueos, además de antojitos oaxaqueños y artesanías, todo con la finalidad de recaudar fondos para la primera conferencia anual de libros en lengua indígena que se realizará el 30 y 31 de julio en Los Ángeles.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°