Anuncio

Quieren dinero de los millonarios para aliviar la indigencia en el condado de Los Ángeles

Si el apoyo acurre como lo desean los supervisores, los fondos serían dirigidos al aumento de hogares, el entrenamiento de empleo, servicios para la salud mental y la adicción.

Si el apoyo acurre como lo desean los supervisores, los fondos serían dirigidos al aumento de hogares, el entrenamiento de empleo, servicios para la salud mental y la adicción.

(Cortesía)

En un intento por darle techo a más de 40 mil indigentes en el condado de Los Ángeles, la junta de supervisores busca someter en la boleta electoral un “impuesto para los millonarios”, el cual financiaría más programas para este sector vulnerable.

Actualmente, unas 46,874 personas en la región viven en la calle, un incremento del 5.7 por ciento a comparación del año pasado, según estadísticas de las Autoridades del Servicio de Indigentes en Los Ángeles (LAHSA).

La propuesta de los supervisores impone un impuesto del 5 por ciento para todos aquellos cuyo salario excede un millón de dólares anualmente. Se estima que de aprobarse, el condado acumularía alrededor de 250 a 300 millones de dólares anualmente.

Emilio Díaz, un indigente de la zona no incorporada de la ciudad de Whittier, aboga a favor de la propuesta luego de que hace un par de meses tuvo que salirse del departamento que rentaba junto a otras personas porque no podía pagar parte de su renta.

“A veces tengo trabajo y a veces no. Así no puedo pagar una renta fija. Nunca pensé llegar a dormir en la calle… ahora puedo decir lo triste que es. Si los millonarios pudieran ayudar a la gente como yo, sería una bendición”, dice Díaz, de 50 años de edad.

Aunque según una encuesta realizada por el condado la propuesta tiene el apoyo del 76 por ciento de los residentes, los supervisores enfrentan varias barreras para poner la propuesta en la boleta. Primero, ambas cámaras de la legislatura estatal deben aprobar la propuesta a más tardar para el 15 de junio. Y luego, el gobernador Jerry Brown debe aprobar el proyecto de ley a más tardar para el 30 de junio.

Si el apoyo acurre como lo desean los supervisores, los fondos serían dirigidos al aumento de hogares, el entrenamiento de empleo, servicios para la salud mental y la adicción.

“De las encuestas hemos aprendido de la comunidad del condado de Los Ángeles que el tema de la indigencia es una prioridad, enseguida el trabajo y la economía”, sostiene el supervisor Michael Ridley-Thomas, quien dio su voto a favor de proyecto de ley.

Asimismo, la supervisora Sheila Kuehl indica que la indigencia “es una de las cuestiones más apremiantes que enfrentamos en este momento”.

Por su parte, el supervisor Michael D. Antonovich, quien votó en contra, sostiene que la mayoría de indigentes necesitan más programas de salud mental.

“Otra fuente de ingreso para construir vivienda no aborda las raíces del problema para aquellos que están enfermos mentalmente”, dice Antonovich.

Hasta el momento, una coalición de 29 legisladores ha firmado una carta en apoyo a la propuesta.


Anuncio