Anuncio
Share

¿Qué tan económico es apelar multas de tráfico a través de aplicaciones en internet?

En California hay 24 millones de automovilistas y anualmente reciben alrededor de 5.2 millones de multas de tránsito.

En California hay 24 millones de automovilistas y anualmente reciben alrededor de 5.2 millones de multas de tránsito.

Las multas de tráfico aumentaron en California con la ley SB1613, la que prohibió hablar por teléfono sin un audífono de manos libres y conducir un automóvil. A pocos meses de haber entrado en vigor, en agosto de 2008, Jacobo Caballero, residente en la ciudad de Bell, recibió una infracción.

Caballero recuerda que el ‘ticket’ fue inicialmente por $50 dólares, pero con los trámites de la Corte, el monto ascendió a más de $150. De igual manera, debido a la infracción tuvo que dejar de trabajar un día y se presentó ante un juez, algo que representó pérdidas en sus ingresos.

“En ese momento tenía dos trabajos y tuve que faltar a los dos, al final la multa salió más costosa”, valoró al asegurar que pudo haberse ahorrado todo el dolor de cabeza si hubiera pagado la infracción por internet. “Uno no tiene el tiempo y haces lo que sea para evitar presentarte ante un juez”.

Los infractores se han convertido en un mercado atractivo para diferentes empresas, creando herramientas digitales para apelar una multa; por medio de ellas, los usuarios obtienen recursos al alcance de un clic en la computadora o el celular, aunque no necesariamente son gratuitos.

En California hay 24 millones de automovilistas y anualmente reciben alrededor de 5.2 millones de multas por utilizar el carril de viaje compartido, pasarse una luz roja, conducir a exceso de velocidad, no detenerse en una señal de alto, mandar textos al manejar o hablar por celular.

Cuando un conductor recibe una infracción tiene la opción de pagar, ir a una escuela de manejo si es elegible, presentarse a corte a pelear la multa o abrir un proceso por declaración escrita para apelar el ‘ticket’.

Por medio de la declaración escrita, proceso establecido en el Estado Dorado en 1978, los creadores de la aplicación GetDismissed ofrecen la descarga de la herramienta de forma gratuita, pero para someter el caso tiene un costo de $99 dólares que se carga a una tarjeta de crédito.

De acuerdo a Steven Miller, presidente de GetDismissed.com, solo el 7% de las infracciones son apeladas en todo el estado, multas que pueden costar más de 600 dólares sin agregar los aumentos a los seguros de los vehículos, por lo que sostiene que su plataforma está al alcance del bolsillo.

“Ponemos a disposición los documentos de defensa completos para impugnar su multa de tráfico sin tener que pagar abogados caros o ir a los tribunales”, argumentó Miller a HOY, detallando que el cliente somete una copia del ‘ticket’ y brinda detalles del caso, luego le envían los formularios listos para imprimir.

Desde su creación, en el 2014, esta empresa ha manejado alrededor de 1,000 casos; sin embargo, no indican cuál es la cifra de los usuarios han logrado anular la multa.

En Nueva York, la aplicación Winlt es utilizada para pelear ‘tickets’ de estacionamiento. A la fecha, han ganado el 40% de los casos procesados en la ciudad. Asi mismo, la herramienta se ha descargado en 27 estados, reportando que afuera el 50% de las apelaciones han sido desestimadas.

Entretanto, con Fixed.com los clientes son conectados con un abogado local que cobra alrededor de 150 dólares. De 60,000 casos atendidos han logrado anular la multa de 10,000 personas en ciudades como Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y Oakland.

A criterio de Jorge Orrantia, experto en tecnología, estas herramientas digitales han encontrado en la ley la manera de hacer negocio, destacando que las empresas se han convertido en intermediarios de un servicio que los usuarios pueden tramitar por su propia cuenta.

“Lo que venden es la información, algo que la gente no sabe”, señaló el especialista, graduado de la Maestría en Ciencias de la Computación de la Universidad Estatal de California en Northridge. “Lo importante es saber cuál es el formulario que se requiere para someter el caso sin necesidad de pagar nada”.

El asesor financiero Javier Moreno, por su parte, sostiene que en internet es fácil caer en manos de sitios web que a costa de una cuota adicional facilitan un trámite; no obstante, advierte que hay otros que engañan a los usuarios y solo le sacan el dinero sin garantizar ningún resultado.

“No hay necesidad de buscar a un intermediario, cuando puedes ir directamente a la fuente; si no nos aseguramos que estamos en el portal de internet correcto, terminamos pagando de más. Para apelar una multa lo mejor es ir al sitio de la corte”, aseveró el director de Moreno Financial Group.

Los interesados en apelar un ‘ticket’ pueden encontrar el formulario al ingresar a la Corte, disponible en el enlace en internet: https://www.courts.ca.gov/documents/tr205.pdf


Anuncio