Anuncio

¿Qué promesas podrá cumplir Donald Trump como presidente de Estados Unidos?

Donald Trump ocupará este 20 de enero la silla que deja Barack Obama, al frente de la nación más poderosa del planeta.

Donald Trump ocupará este 20 de enero la silla que deja Barack Obama, al frente de la nación más poderosa del planeta.

(Archivo/Hoy)

El camino de Donald Trump hacia la Casa Blanca fue empedrado por 62.9 millones de votantes, ahora que toma el control de la Oficina Oval sus decisiones impactarán a más de 321 millones de habitantes en toda la nación, por lo que toman fuerza las posturas del mandatario.

A lo largo de la campaña, Trump planteó sus propuestas para el país. En la comunidad latina, hay temas sensibles y existe gran expectativa sobre su administración, la pregunta que impera en el ambiente es: ¿Qué podrá hacer como presidente de Estados Unidos?

En la Unión Americana, se estima que hay 11.1 millones de inmigrantes indocumentados. Las amenazas de deportaciones masivas es un asunto de especial atención, al resultar electo en una entrevista de televisión dijo que se enfocará en las personas con antecedentes criminales.

“Lo que vamos a hacer es atrapar a las personas que son criminales y tienen antecedentes criminales”, dijo Trump a la cadena CBS, advirtiendo que el objetivo serán los miembros de pandillas y traficantes de drogas.

“Probablemente 2 millones, quizá hasta 3 millones, y los vamos a sacar del país o quizá los vamos a encarcelar”, señaló en el programa 60 Minutos.

En los ocho años de Barack Obama se han deportado alrededor de 2.5 millones de personas, convirtiéndose en la administración con una cifra récord en este apartado.

Salvador ‘Chamba’ Sánchez, profesor de Ciencias Políticas del Colegio Comunitario de Los Ángeles (LACC), explica que todo lo que un presidente hace a través del poder ejecutivo, sin pasar por el Congreso, el sucesor lo puede reafirmar o deshacer.

En ese caso, está en las manos de Trump dejar el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca), así como ampliar o reducir las deportaciones.

“El problema que hay es para personas que siendo adolescentes, cuando tenían 16 años, cometieron algún crimen y en este momento no hay nadie que nos dé una definición de qué es considerado crimen, porque no se tiene acceso al poder y nadie nos lo está explicando”, valoró el politólogo.

Cada vez que el neoyorquino se reunía con sus simpatizantes, una pregunta que dirigía a las masas era: “¿Quién va a pagar el muro?”, al unísono la gente contestaba: “México”.

Este mensaje ha generado que el dólar se venda a más de 20 pesos mexicanos. De hecho, el empresario no ha bajado el dedo del renglón y en su primera conferencia de prensa, ofrecida el 11 de enero, dijo: “México, de alguna manera, y hay muchas, nos va a reembolsar el costo del muro”.

A juicio de Octavio Pescador, investigador y profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, el bloqueo a las remesas de los mexicanos para pagar el muro es posible a través de la reforma a la Ley Patriota.

En una circular que envió al diario The Washington Post, Trump dijo que a través de esa ley se impondría “un requisito de que ningún extranjero pueda enviar dinero fuera de los Estados Unidos, a menos que el extranjero provea primero un documento que establezca su presencia legal”.

En este momento, que los republicanos tienen el control de la Casa de Representantes y Senado tienen vía libre para cualquier modificación legislativa, pero Pescador asegura que “pueden modificar directamente el reglamento, sin cambiar la Ley Patriota, para hacerlo más rápido”.

Por otro lado, la Ley de Cuidados de la Salud Asequibles, aprobada por el presidente Barack Obama está en la mira de Trump. En su cuenta de Twitter, el republicano escribió: “La acta ‘inasequible’ de salud pronto será historia”, refiriéndose a la denominada Obamacare.

Contrario a las otras medidas, esta afectaría a la población anglosajona, acción que implicaría que 18 millones de estadounidenses quedarían sin cobertura médica, cifra que podría subir a 32 millones en el 2026, según un reporte de la Congressional Budget Office.

“Tiene que pasar por la Casa de Representantes y Senado, de hacerlo dejaría a su propia gente sin doctores”, subrayó Alberto Juárez, profesor de Ciencias Políticas del Colegio Comunitario de Pasadena, a la expectativa del desenlace de esta ley que es considerada el legado de Obama.

EL FUTURO ECONÓMICO DE LA NACIÓN

El 2016 cerró con el 4.7% de desempleo y con la creación de más de 2 millones de puestos de trabajo. Según la Casa Blanca, desde el 2010 se generaron alrededor de 15.8 millones de empleos.

Trump, sin embargo, basó su triunfo electoral en Pennsylvania, Michigan y Wisconsin, estados conocidos como el ‘cinturón de acero’, los cuales han sido afectados por la fuga de compañías en las últimas décadas.

“Si una compañía despide a sus trabajadores y se va a otro país para luego enviar sus productos a Estados Unidos, le haremos pagar un impuesto del 35 %", dijo el empresario en un mítin a principios de noviembre.

En ese sentido, ha prometido a las empresas que operen en territorio estadounidense reducir impuestos del 35 al 15 %, al mismo tiempo apuesta por revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con el fin de que se aumenten las fuentes de empleo.

“Lo que está tratando de fomentar es un nacionalismo o proteccionismo económico”, aseguró el economista Manuel Ramos, destacando que a la larga “es nefasto porque va a generar inflación, el costo de los productos aumentará y será contraproducente”.

El experto pone de ejemplo a China y México, al entrar en una guerra comercial se tendrá que producir a un mayor costo en tierra del ‘Tío Sam’ y, como consecuencia, las empresas van a pasar la factura al comprador final.

“Con China estamos en desventaja porque no vamos a poder producir al mismo nivel, eso se traduce en un mayor costo para los consumidores”, aseveró Ramos.

EL GABINETE Y LA FORMA DE HACER POLÍTICA

Los nominados al gabinete, algunos que todavía pasarán por la aprobación del Senado, están marcados por el conservadurismo y la polémica.

John Kelly, marine con 40 años de trayectoria, dirigiría el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), responsable de la seguridad fronteriza y la política migratoria. Como líder del Comando Sur se opuso a Obama en el cierre del centro de detención en Guantánamo.

Al frente de la Secretaría de Defensa estaría James Mattis, un general retirado. Se le conoce como “perro rabioso” y por frases como: “Hay algunos estúpidos en el mundo que simplemente necesitan ser tiroteados”.

Tom Prince, un cirujano de Georgia, dirigirá la Secretaría de Salud. Él está abiertamente en contra del programa Obamacare y se opone al aborto de manera libre.

En el cargo de Fiscal General se nombró a Jeff Sessions. Ha sido senador y fiscal en Alabama. En 1986, Ronald Reagan lo nominó para juez federal, pero fue rechazado porque trascendió la existencia de comentarios racistas contra afroamericanos. También se le conoce por el sobrenombre de ‘enemigo máximo de la Amnistía’.

Como jefe de estrategia se nombró a Steve Bannon, quien dirigió el portal informativo Bretbart, con enfoque en la extrema derecha y encargado de publicar noticias ultranacionalistas, descalificando a medios que publicaban informes en contra de Trump.

“La selección de personal de alto nivel y de confianza es congruente con su campaña”, aseguró Octavio Pescador, profesor de UCLA, en donde se priorizó los ataques racistas.

“Esta es una ruptura a las formas de la política estadounidense, es como al estilo del vaquero del Oeste, así se maneja y quiere ver; es un viraje que se ha visto en otros países”, agregó el experto.

Lo que queda a la vista, sostiene Salvador ‘Chamba’ Sánchez, profesor del Ciencias Políticas en LACC, es que con Trump “no se puede predecir lo próximo que va a pasar, como sucede con los políticos tradicionales”.

CITAS DE TRUMP

“Lo que vamos a hacer es atrapar a las personas que son criminales y tienen antecedentes criminales, miembros de pandillas, traficantes de drogas, que son muchas personas, probablemente 2 millones, quizá hasta 3 millones, y los vamos a sacar del país o quizá los vamos a encarcelar”. (Entrevista a 60 Minutos de CBS, 13 de noviembre)

“La acta ‘inasequible’ de salud pronto será historia”. (Mensaje en Twitter)

“México, de alguna manera, y hay muchas, nos va a reembolsar el costo del muro”. (Primera conferencia de prensa, 11 de enero)

“Si una compañía despide a sus trabajadores y se va a otro país para luego enviar sus productos a Estados Unidos, le haremos pagar un impuesto del 35 %". (5 de noviembre 2016, mítines en Florida y Carolina del Norte)


Anuncio