Anuncio

“Purificar la iglesia” tras escándalo de padres pederastas es la meta de arzobispo en LA

(Los Angeles Times)

Mucha gente entre la comunidad afirma que nadie puede borrar los delitos de abuso sexual, que cientos de padres católicos han cometido en contra de miles de niños, sin embargo para el arzobispo José H. Gómez, la oración lo puede todo.

En su homilía de la solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María, este 15 de agosto el Arzobispo Gómez, de la Arquidiócesis de Los Ángeles se refirió a los recientes escándalos en la Iglesia sobre el abuso de niños por parte del clero católico

Gómez instó a la comunidad a orar por las víctimas de abuso y por los nuevos esfuerzos para purificar a la Iglesia: “Al reunirnos para orar, somos conscientes de que este es un momento triste y confuso para la Iglesia en este país”, dijo.

“En los últimos días y semanas, hemos escuchado nuevas revelaciones sobre el pecado y el abuso en la Iglesia. Este es un momento ahora para la oración y el arrepentimiento y un tiempo para examinar nuestra conciencia, especialmente para aquellos de nosotros que somos obispos y sacerdotes”, señaló.

Esta petición llega tras el reporte de un jurado que hace unos días arrojó el abuso de más de 1,000 niños por parte de más de 300 de sacerdotes católicos en seis diócesis de Pensilvania.

Gómez le pide a los feligreses orar por la sanación de las víctimas y que “nuestra Santísima Madre María, la Madre de la Iglesia nos ayude a tener el coraje que necesitamos para purificar a la Iglesia”, dice.

Agrega que por su parte la Arquidiócesis de Los Ángeles continúa su compromiso de larga data con el apoyo y la curación de las víctimas sobrevivientes de abuso y reafirma su compromiso de proteger a los niños y jóvenes de cualquier daño.

Desde 2004, la Oficina de Salvaguardar a los Niños de la Arquidiócesis de Los Ángeles ha capacitado a más de 329,000 adultos en los programas de concientización para adultos sobre prevención de abuso infantil VIRTUS® y más de 1.4 millones de niños y jóvenes en el programa para niños.

Se tomaron huellas dactilares de más de 168,000 adultos como parte de un programa de verificación de antecedentes para el personal y voluntarios de la Iglesia y la escuela.

La Oficina del Ministerio de Asistencia a Víctimas de la Arquidiócesis de Los Ángeles también ha trabajado para crear un ambiente seguro y compasivo para que las víctimas se presenten y garanticen que se notifique a las autoridades civiles, y se brinde asesoramiento y asistencia a las víctimas en el proceso de curación.

El Ministerio de Asistencia a las Víctimas sirve para ayudar a las víctimas sobrevivientes que han sido víctimas de abusos sexuales por parte de un sacerdote, diácono o individuo que representa a la Iglesia Católica.


Anuncio