Anuncio
Share

Prueba de orina puede detectar cáncer cervicouterino

“En los países en vías de desarrollo donde no cuentan con los fondos, la infraestructura médica o la aprobación cultural para realizar las pruebas de Papanicolaou, nuestra prueba podría ser usada en su lugar”, agrega Guerrero-Preston.

“En los países en vías de desarrollo donde no cuentan con los fondos, la infraestructura médica o la aprobación cultural para realizar las pruebas de Papanicolaou, nuestra prueba podría ser usada en su lugar”, agrega Guerrero-Preston.

(Los Angeles Times)

Expertos han desarrollado un análisis de orina para detectar el surgimiento de cáncer cervicouterino con mucha exactitud, a diferencia de otras pruebas que utilizan los marcadores genéticos obtenidos directamente del tejido cervicouterino.

El nuevo análisis de orina de los especialistas de Johns Hopkins Medicine, es distinto ya que examina no solo múltiples células humanas de ADN, la molécula que carga las instrucciones genéticas para el crecimiento, la función y reproducción del organismo humano. Esta prueba también examina el ADN de la enfermedad venérea del virus del papiloma humano.

Según investigadores “los marcadores genéticos de su prueba demostraron cierta ‘sensibilidad’, o índice de exactitud, de 90.9 por ciento en la identificación de las lesiones de células anormales con tendencia no solo a desarrollar cáncer, sino a desarrollar cánceres con propensos a esparcirse.

Además, demostraron que el ADN de los tres genes humanos y un gen de virus puede ser exitosamente extraído de la orina para la identificación de las lesiones con un 75 por ciento de sensibilidad diagnóstica.

“Si otras investigaciones confirman estos resultados, vemos un aumento en el uso del análisis de orina como método rápido y económico para determinar si hay justificación para hacer una biopsia, o si los médicos pueden emplear el método de ‘conducta expectante’ antes de requerir una intervención”, dice Rafael Guerrero-Preston, doctor en salud pública, investigador principal y profesor adjunto de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Lo típico, explica el doctor, es que a la mujer con una prueba positiva de PVH y un resultado anómalo del Papanicolaou, se le someta a una biopsia de las células extraídas directamente de sus tejidos cervicouterinos para descartar el cáncer. Sin embargo, las investigaciones anteriores sugieren que más del 50 por ciento de estas biopsias son innecesarias y pueden producir dolor, preocupación e infertilidad.

“En los países en vías de desarrollo donde no cuentan con los fondos, la infraestructura médica o la aprobación cultural para realizar las pruebas de Papanicolaou, nuestra prueba podría ser usada en su lugar”, agrega Guerrero-Preston.

Durante el transcurso de la investigación, el tiempo requerido para procesar las muestras de tejido cervicouterino, sangre y orina, y obtener resultados, fue de cuatro días. Los investigadores planean seguir modificando la prueba para aumentar la sensibilidad urinaria a la de las muestras de tejido cervicouterino.


Anuncio