Anuncio

Proyecto de ley exige eliminación de guía que dificulta a las minorías obtener préstamos para comprar autos

(Getty Images)

Introducen un proyecto de ley para eliminar las prácticas discriminatorias que hacen más difícil a las minorías obtener préstamos para comprar autos.

El senador Jerry Morán (R-Kan) presentó la resolución que pide anular una guía de préstamos de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB).

La guía indirectamente le da menos oportunidades a las minorías de conseguir préstamos, mientras las tasas de interés las hace más altas para estos sectores.

Esta importante guía es un paso clave para limitar el impacto discriminatorio, de los márgenes de tasa de interés de los concesionarios en la industria de préstamos automotrices, sostiene el senador Morán.

El anuncio para eliminar la guía llega tras un informe reciente de National Fair Housing Alliance (NFHA), que detalla las prácticas racialmente discriminatorias existentes en el mercado de préstamos para automóviles.

En sus hallazgos, la NFHA descubrió que más de la mitad de las veces los prestatarios anglosajones con perfiles de crédito más débiles, recibían opciones de financiamiento menos costosas y un trato más favorable, que sus contrapartes que estaban más calificados financieramente.

“Años de datos dejan en claro que el trato racialmente discriminatorio de los consumidores es un problema importante en la industria de préstamos automotrices”, dijo Rebecca Borne, asesora de políticas del Centro de Préstamos Responsables (CRL).

“Esta discriminación es especialmente sentida por las familias de color de bajos ingresos, donde el automóvil suele ser una de las compras más importantes que realiza un hogar”, añadió.

A juicio de Borne, el CFPB ha encontrado precios discriminatorios en el mercado de financiación de automóviles, y debería tener la capacidad de utilizar toda la gama de herramientas regulatorias y autoridad para abordarlo.

A mediados de la década de 1990, se entablaron una serie de demandas contra las compañías más grandes de financiamiento automotriz en el país, que alegaban que los prestatarios de color tenían más probabilidades de que sus préstamos fueran recargados, y pagaban márgenes de beneficio mayores.

Los datos utilizados en esos juicios indicaron que los prestatarios de color tenían el doble de probabilidades de que sus préstamos tuvieran intereses más altos, y los márgenes pagados eran dos veces más grandes que los prestatarios blancos con posiciones similares con calificaciones crediticias similares.

CFPB acepta que la guía ha conllevado a mucha gente de la minoría a sufrir las diferencia, lo que ha resultado en más de $218 millones en multas y restitución para los consumidores, que a través de varios años pagaron más en intereses de lo que deberían a causa de los márgenes de los concesionarios.

Sin embargo, el senador Morán y otros 14 coautores republicanos creen que la guía debe desaparecer por completo.


Anuncio