Anuncio

Presionan a UC para congelar contratos con compañías que apoyan a Trump: Conozca cuáles son

(AP)

Sucedió diferentes ciudades de California, también con diferentes agencias de la ley, ahora el sistema de la Universidad de California (UC) se encuentra bajo fuego por trabajar con compañías que apoyan las políticas del presidente Donald Trump.

Ahora, el sindicato de empleados más grande UC, AFSCME Local 3299, presiona al sistema para que deje de externalizar empleos y otros servicios a contratistas privados que trabajan con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para implementar la “tolerancia cero”.

Entre el 2011 y 2015, UC gastó al menos 281 millones en personal, mantenimiento y otros servicios de compañías actualmente bajo contrato con ICE, de acuerdo con los informes de proveedores de la Universidad.

Además, los líderes laborales de UC afirman que han encontrado 25 compañías, desde proveedores de uniformes hasta fabricantes de armas, que hacen cientos de millones de dólares en negocios con la universidad y con ICE.

Por ejemplo, el fabricante de armas en la lista es General Dynamics, cuya filial, General Dynamics Ordnance and Tactical Systems, proporciona a ICE su munición, dice el sindicato.

La compañía no vende municiones a la UC., sino administra exámenes de escritura para 16,000 estudiantes de primer año y solicitantes a través de una subsidiaria diferente, General Dynamics Information Technology.

General Dynamics Information Technology también “emplea personal que apoya y facilita la separación forzada de niños y padres que buscan asilo en la frontera de EE. UU.”, dice una carta dirigida a Napolitano de parte de una junta ejecutiva del capítulo de UC de la Federación Estadounidense de Maestros.

Esta federación también le pidió a Napolitano que cancele el contrato de la UC con la compañía, por valor de aproximadamente 2.6 millones.

Otro negocio en la lista del sindicato es Deloitte, un consultor de negocios y Aramark, así como la compañía ABA, que arrienda estacionamientos.

Si bien el sistema todavía no ha divulgado completamente sus informes de 2016-2018, datos adicionales muestran que varios colaboradores de ICE continúan bajo contrato en la UC.

La protesta pública se produce a medida que crece el número de figuras de alto perfil y organizaciones que han sido criticadas por sus vínculos con políticas controversiales como abuso infantil de niños separados hasta la crisis humanitaria.

"¿La presidenta de UC, Janet Napolitano, va a hacer frente a la fuerza de deportación de Trump o la enriquecerá?”, pregunta Kathryn Lybarger, presidenta de AFSCME Local 3299.

“Esta es una cuestión fundamental de liderazgo y moralidad, y ella no puede tener ambas cosas”, agrega.

Aproximadamente 53,000 trabajadores de la Universidad incluso se declararon en huelga en mayo debido a las crecientes preocupaciones sobre la subcontratación en UC, que investigaciones recientes revelaron que probablemente contribuya a ensanchar las diferencias de ingresos, raciales y de género entre los trabajadores peor pagados y más vulnerables de la universidad.

Específicamente, entre 1996 y 2015, la UC experimentó una caída del 37% en la participación afroamericana de su fuerza de trabajo de servicios, y las encuestas muestran que esos mismos trabajadores ahora tienen más probabilidades de ser empleados por empresas de subcontratación de salarios más bajos que contratan UC para el mismo trabajo.

“UC subcontrata trabajos a colaboradores de ICE por la misma razón que lo hace ICE… Quieren pagar menos a sus trabajadores”. Y la mayoría de esos trabajadores, como las familias descuartizadas y detenidas por ICE, son inmigrantes y personas de color”, afirma Maricruz Manzanarez, presidenta del Comité de Inmigración Local AFSCME Local 3299.

A fines de julio, se entregó una solicitud formal para que la UC se retire de los acuerdos con compañías que se benefician de la política de “cero tolerancia” de indocumentados de Trump.

“Si Napolitano es sincera acerca de ser pionera en un futuro mejor para los californianos y luchar contra la crisis humanitaria que está explotando en nuestra frontera sur, debería usar la mejor herramienta a su disposición: el poder adquisitivo de UC”, agregó Lybarger.

Por su parte, Napolitano se defiende asegurándole al sindicato que se ha opuesto públicamente a la “política de tolerancia cero” de la administración Trump, que separa a los niños inmigrantes de sus padres, lo cual considera “cruel y moralmente injustificada”.

General Dynamics Information Technology ha declarado públicamente que no tiene ningún papel en la política de separación familiar, y no juega ningún papel en la construcción o el funcionamiento de las instalaciones de detención.


Anuncio