Anuncio

Presentarán cargos al adolescente acusado de asesinar al policía de Downey

Abel Díaz, de Bellflower, está programado para presentarse hoy temprano bajo los cargos de asesinato, en conexión con la muerte del oficial Ricardo Gálvez, dijeron representantes de la Fiscalía del Distrito de Los Ángeles.

Abel Díaz, de Bellflower, está programado para presentarse hoy temprano bajo los cargos de asesinato, en conexión con la muerte del oficial Ricardo Gálvez, dijeron representantes de la Fiscalía del Distrito de Los Ángeles.

Un joven de 16 años acusado de haber disparado y asesinado a un policía de Downey, en un supuesto robo la semana pasada, comparecerá el día de hoy en una corte de Los Ángeles.

Abel Díaz, de Bellflower, está programado para presentarse hoy temprano bajo los cargos de asesinato, en conexión con la muerte del oficial Ricardo Gálvez, dijeron representantes de la Fiscalía del Distrito de Los Ángeles.

Díaz será enjuiciado como una persona adulta, permanece encarcelado y tiene una fianza de un millón de dólares.

El joven latino es uno de las tres personas que fueron arrestadas bajo sospecha de haber asesinado a Gálvez, un veterano de guerra de 29 años y que había servido en dos ocasiones en la zona de guerra, como infante de marina.

De acuerdo a las investigaciones, Gálvez estaba sentado en su vehículo personal, en el estacionamiento de la policía de Downey y sin su uniforme, cuando dos individuos se acercaron a su auto y lo balacearon.

Los sospechosos escaparon en un vehículo Nissan, sin embargo, un oficial en el área escuchó los disparos y empezó una persecución que terminó en la ciudad de Montebello y donde el conductor fue arrestado.

Horas más tarde, Díaz y otras dos personas fueron detenidas y mantenidas bajo custodia, seguida de una intensa investigación por parte de las autoridades. Al final del día, el revólver utilizado en el asesinato de Gálvez fue recuperado.

Jeremy Álvarez, de 21 años, y Steven Knott, de 18, fueron los otros dos individuos detenidos el jueves, pero hasta ahora no han sido acusados en relación a la muerte del policía.

Los sujetos han admitido que trataron de robar a Gálvez, dijo John Corina, del sheriff de Los Ángeles.

Los detectives creen que Díaz y Knott fueron los que se acercaron al auto de Gálvez, mientras Álvarez esperaba en el vehículo para escapar.

Las autoridades también investigan si los sospechosos han participado en una serie de robos que se han reportado en Bellflower, Downey y Lakewood.

La hermana de Díaz, Maricela Alvarado, dijo a los reporteros el viernes que su hermano era inocente ya que le había confesado que él no le había disparado el arma, pero su amigo lo había hecho.


Anuncio