Anuncio

Preparan a inmigrantes ante la posible ola de deportaciones que se avecina en la era Trump

Ron Góchez es profesor de profesión y organizador comunitario en el Sur de L.A.

Ron Góchez es profesor de profesión y organizador comunitario en el Sur de L.A.

(Cortesía)

Los peores días de redadas y deportaciones en la administración de George W. Bush provocó la organización de la comunidad en el Sur de Los Ángeles; con los vientos que soplan, ahora que Donald Trump llegó al poder, se preparan a desempolvar las estrategias de esa época.

“Lo hicimos en los años de Bush cuando estaban las redadas y los retenes de la policía”, recuerda Ron Góchez. Este activista y director político de Unión del Barrio se refiere a la movilización comunitaria y defensa de los inmigrantes por su propia cuenta.

En esta oportunidad, además, crearán lo que se ha denominado ‘comités de resistencia’. En principio, es un recurso que se implementará en L.A., pero ya se tienen los contactos para aplicarlo en ciudades californianas como San José y San Diego.

“Tiene que ser algo que corra a lo largo del estado”, agregó el líder comunitario, que junto a una coalición convocó a cerca de 15,000 personas el pasado 20 de enero en una protesta en contra de Trump.

“La gente tiene que perder esa idea que los activistas o políticos van a ser los que van a resolver el problema, eso no es cierto; nadie nos va a defender más que nosotros”, señaló.

¿Qué son los comités de resistencia?

Los comités que promueve Góchez no es más que la organización basada en los espacios en donde se mueve la comunidad, puede ser la escuela, iglesia, lugar de trabajo o el edificio de apartamentos en donde viven los inmigrantes.

En ese sentido, se va a entrenar a las personas en cómo utilizar el teléfono para grabar, la forma de documentar y ofrecerles información sobre sus derechos, ante la amenaza de una redada. “Lo que falta es coordinación y preparación”, reconoció.

Como elemento adicional, se va a establecer una línea telefónica, para llamar y reportar acciones de la ‘Migra’. “También se podrá hacer por mensajes de texto y ahora con Facebook y Twitter es más fácil para que corra la voz”, aseguró.

Movimiento nacional

En la actualidad, se estima que son 11.1 millones de personas indocumentadas. Trump ha admitido que se enfocará en personas con antecedentes criminales; al final, es algo que no se aplica y, de hecho, el gobierno de Obama deportó a inmigrantes que no habían cometido delitos.

“Esperamos que la agenda de deportaciones masivas empiecen esta semana, por eso es importante que conozcan sus derechos”, aseveró a HOY Sheridan Aguirre, portavoz de United We Dream, la organización de ‘dreamers’ más grande del país.

Ante esa realidad, cuentan con la línea 844-363-1423 para recibir llamadas denunciando los operativos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE). Asimismo, orientan sobre abogados que puedan atender este tipo de casos en la comunidad.

¿Qué hacer en caso de una redada?

“La gente no debe abrir la puerta, aunque sea la policía o inmigración”, exhortó Aguirre, indicando que “si tienen teléfono grabar video, tomar nota del nombre del oficial, el departamento que representa y ponerse en contacto de inmediato con un abogado”.

Noreen Barcena, abogada de inmigración, explica que todo inmigrante tiene derecho a guardar silencio y, por sobre todas las cosas, aconseja que no se firme ningún papel.

“Si hacen preguntas, diga que quiere cooperar pero desea hablar con un abogado; no tiene que firmar nada, en vez de eso decir que quiere ver a un juez. Si firma lo van a poner en una salida voluntaria”, aseguró.

A criterio de la jurista, las personas que tienen una orden de deportación previa deben tener a la mano los nombres y documentos de familiares con raíces en Estados Unidos, “porque un abogado solo tendrá 2 ó 5 horas para meter un amparo después de un arresto”.

En Los Ángeles

Más de un millón, de los 11 millones que tienen un estatus irregular, viven en el condado angelino, según el Instituto de Políticas de Migración. Y la mayor concentración de ellos se encuentran en la ciudad del mismo nombre.

Gil Cedillo, concejal del Distrito 1, manifestó a HOY que “el compromiso de nosotros es a proteger a todos los que viven en Los Ángeles”, urbe en la que hay gente de todo el mundo y donde se hablan más de 100 idiomas diferentes.

“Vamos a tener abogados para los inmigrantes, vamos a proteger sus derechos”, insistió el funcionario municipal.

“La policía no va a colaborar con los federales, no va a dar ningún centavo para colaborar con ICE o alguien que quiera hacer un registro o cualquier cosa en contra de los residentes de la ciudad”, concluyó Cedillo.


Anuncio