Anuncio
Share

Buscan instalar posters ‘anti tráfico humano’ en moteles y strip clubs

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) afirma que su Equipo Operativo contra el Tráfico Humano rescató a 10 víctimas de la trata de personas en el 2016.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) afirma que su Equipo Operativo contra el Tráfico Humano rescató a 10 víctimas de la trata de personas en el 2016.

(Los Angeles Times)

La ciudad y el condado de Los Ángeles buscan tapizar con posters “anti tráfico humano” los moteles, strip clubs y paradas de camiones en un esfuerzo para disminuir este tipo de crimen.

La concejal Nury Martínez presentó la moción que busca que la procuraduría de la ciudad también sugiera estrategias para cumplir los mandatos de la ley SB 1193, la cual requiere tener los posters en esos lugares, incluidos cuartos de emergencia privados así como una línea telefónica para pedir asistencia.

La acción surge el último día de enero, mes de Prevención del Tráfico Humano y la esclavitud.

“Tenemos que enviarle un mensaje a estas empresas sórdidas de que si estas contribuyendo al problema, entonces tienes la obligación moral de ser parte de la solución también”, sostiene Martínez acotando que la ley fue aprobada en el 2013 y sin embargo estudios del National Council of Jewish Women (NCJW) y Coalition to Abolish Slavery and Trafficking, muestran que muy pocos negocios en la ciudad están cumpliendo con la ley.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) afirma que su Equipo Operativo contra el Tráfico Humano rescató a 10 víctimas de la trata de personas en el 2016.

Al escuchar a su colega, el supervisor Mark Ridley-Thomas anunció que su oficina se va a enfocar en aplicar la ley, ya que el condado también es zona afectada por este crimen.

El año pasado el Condado de Los Ángeles condujo Operation Reclaim, en la cual se rescataron durante tres días a18 víctimas de explotación sexual, entre ellas 12 menores de edad.

“No hay que salirnos del radar. Nuestra comunidad es muy importante y nuestros niños no están en venta”, dice Ridley-Thomas.

Dentro del esfuerzo, Martínez sugiere aplicar la ley a través del entrenamiento de bomberos y agentes de policía en la visita de negocios; aquellas empresas que no respeten la ley pueden recibir hasta 500 dólares en multas la primera vez, y 1,000 dólares en penalidades por una segunda ofensa.

Hillary Selving, directora ejecutiva de NCJW, está de acuerdo con aplicar la ley añadiendo que el tráfico humano no es más que “esclavitud moderna”.

“Se estiman más de 20 millones de víctimas a nivel internacional. Es imperativo para todos nosotros hacer todo lo posible para detener la marea y detener el negocio mundial de tráfico de personas. Esta moción es sólo un paso para ayudar a las víctimas”, dice Selving.

En el 2015, un total de 949 casos de tráfico humano fueron reportados en California, según el National Human Trafficking Resource Center.


Anuncio