Anuncio
Share

¿Por qué donar dinero en las cubetas rojas que vemos en la calle?

El éxito de las calderas rojas se mide en el número de hombres, mujeres y niños que la organización puede servir en 33 centros en todo el sur de California.

El éxito de las calderas rojas se mide en el número de hombres, mujeres y niños que la organización puede servir en 33 centros en todo el sur de California.

(AP)

Se acerca la Navidad, y afuera de los centros de compras no falta la persona que suena su campanita mientras a lado expone una pequeña cubeta roja para pedir donaciones.

Mariana Fuentes, residente de Los Ángeles ha visto en numerosas veces estas cubetas y las personas que las resguardan.

“La verdad a veces desconfío en donar porque no sé dónde se va ir mi dinero”, dice Fuentes. “Así que ni hago contacto visual con esas personas y me paso de largo”, agrega la señora.

Anualmente, el Salvation Army empieza a pedir donaciones a través de sus cubetas al finalizar el Día de Acción de Gracias.

La meta de la organizacional nacional sin fines de lucro es colectar todo el dinero posible antes de la Navidad para proveer servicios todo el año a las personas más vulnerables de la nación.

Este año, en el sur de California la meta es colectar 3 millones de dólares, dice Robert Brennan, director de comunicaciones del Salvation Army del sur del estado.

“Alentamos a la gente a donar porque mientras esta hace sus compras y se preocupa por las fiestas familiares, allá afuera hay gente sin familia, sin dinero, con hambre y también niños que no obtendrán regalos”, señala Brennan.

“Nosotros no podemos ayudar a estas personas si no tenemos el apoyo del público”, agrega Brennan.

La organización admite que en esta época hay mucha gente que pide dinero, pero le asegura al público que este puede distinguir muy bien a sus 300 voluntarios o trabajadores por la cubeta roja con el logo del Salvation Army que presentan.

“Nuestros voluntarios tampoco piden dinero en voz alta y no se acercan a la gente. Simplemente suenan la campana… Todo el dinero que la comunidad contribuye se queda en esta región”, dice Brennan.

El éxito de las cubetas rojas se mide en el número de hombres, mujeres y niños que la organización puede servir en 33 centros en todo el sur de California.

El dinero donado sirve para ofrecer más de 500 mil noches de refugio a los indigentes, más de un millón de almuerzos para las personas con hambre y alrededor de 4 mil refugios para veteranos así como servicios de consejería para este sector. Todo esto sin contar las sonrisas de 150 mil niños que van a recibir juguetes durante la navidad.

La organización sostiene que este año se encuentra con una donación del 10 por ciento más baja que la de años anteriores. Algunos de los factores que pueden haber contribuido es que los voluntarios solo suenan las campanas de lunes a sábado, lo que da menos tiempo para colectar.

Además, hay menos cubetas que antes, dice el teniente Kyle Smith, comandante de la división del Salvation Army del Sur de California.

“Le damos las gracias a la gente que ya ha donado un poco de su dinero. Podemos asegurarles que ese dinero va a cambiar la vidas de muchas personas que lleguen al Salvation Army en busca de abrigo, comida y una gran variedad de servicios sociales”, comenta Smith.

“Tenemos la esperanza que todas las personas que salen a hacer sus compras recuerden a sus vecinos con necesidades y nos puedan ayudar”, agrega Smith.

Al enterarse dónde va su dinero, la señora Fuentes sabe que la próxima vez que vea una cubeta roja del Salvation Army, va a donar.

“Es bonito que haya una organización que ayude a la gente necesitada de nuestro propio vecindario”, dice Fuentes.

Para más información sobre cómo donar durante el año ingrese al www.salvationarmysocal.org.

Las donaciones también pueden enviarse al 180 E. Ocean Blvd. Long Beach CA. 90802 o puede llamar 1 800 SAL ARMY.


Anuncio