Anuncio
Share

Políticas de Trump causan preocupación e incremento de uso de drogas en adolescentes, asegura estudio

(Los Angeles Times)

Los adolescentes que están preocupados por el aumento de la discriminación, muestran un incremento en los problemas de comportamiento, incluido el abuso de sustancias y depresión, revela la Escuela de Medicina Keck, en la Universidad del Sur de California (USC).

El estudio se enfocó en adolescentes del área de Los Ángeles, de comunidades de color o familias con educación limitada, y encontraron que muchos estaban preocupados de que la discriminación es un problema creciente en la sociedad.

Cuanto más preocupados están los adolescentes, peor es el uso de sustancias, la depresión y el déficit de atención, así como la hiperactividad.

“Los adolescentes que soportan más los prejuicios en la sociedad están estresados sobre el clima social, y nuestro estudio encontró que tal como su preocupación creció, también lo hicieron sus problemas de comportamiento”, dijo Adam Leventhal, el autor principal del estudio.

“Esto resultó ser cierto incluso para los adolescentes que dicen que rara vez experimentan discriminación en su propia comunidad, lo que sugiere que lo que sucede en la sociedad en general pesa sobre ellos. El impacto de la polarización social y las políticas sobre la salud mental de los adolescentes deben abordarse’’, aseguran.

El estudio encontró que al comienzo de la investigación en el 2016, un total de 29.7 por ciento de adolescentes estaban muy o extremadamente preocupados por la discriminación social, pero un año después el aumento fue de 34.7, especialmente para estudiantes de minorías.

Los investigadores señalaron que las políticas de la administración Trump por construir un muro en la frontera y otras órdenes como derogar la Ley de Asistencia Asequible, y promulgar y las prohibiciones de algunos viajes extranjeros, fueron una causa grande para estos resultados.

Asociaciones significativas entre un mayor nivel de preocupación sobre la discriminación y seis resultados adversos de comportamiento diferentes también se encontraron, con las asociaciones en minorías o adolescentes en desventaja socioeconómica más fuerte en algunos casos.

Un ejemplo citado fue que los adolescentes con padres menos educados en el 2016, dijeron no estar preocupados. Sin embargo, para el 2017 ya estaban consumiendo marihuana o bebiendo alcohol en una tasa tres veces más elevada que otros.

“Preocupación y estrés son atribuidos al aumento de la discriminación durante el reciente período de carga sociopolítica, y por lo consiguiente los resultados de comportamiento son adversos en los adolescentes”, dijo Leventhal.

Otros eventos que hacen titulares que podrían afectar a los adolescentes incluyen la violencia policial contra las minorías, crímenes de odio contra los musulmanes y los derechos de los matrimonios del mismo sexo.

El estudio fue financiado por una subvención de $3.2 millones del Health National Institute.


Anuncio