Anuncio
Share

Políticas anti inmigrantes y discriminación pueden afectar la salud del latino

La discriminación ligada a las políticas anti inmigrantes no solo afectan a una persona individualmente, los expertos indican que la discriminación que los padres enfrentan, afecta negativamente a los hijos especialmente a los adolescentes.

La discriminación ligada a las políticas anti inmigrantes no solo afectan a una persona individualmente, los expertos indican que la discriminación que los padres enfrentan, afecta negativamente a los hijos especialmente a los adolescentes.

(Los Angeles Times)

Un nuevo estudio encuentra que casi el 70 por ciento de los latinos en Estados Unidos reportaron ser víctimas de discriminación este año, una tasa comparable a la de los afroamericanos, pero más del doble de lo que la comunidad latina reportaba hace una década.

El análisis también muestra que los latinos que viven en estados con más políticas anti-inmigrantes como la SB 1070 de Arizona, tienen más probabilidades de reportar discriminación en comparación con aquellos que viven en estados que son más acogedores. Los patrones se dieron independientemente del estado de la documentación de la persona.

Los resultados sugieren que a la medida en que los latinos consideran que existen políticas son discriminatorias, esto puede tener un efecto “escalofriante” en el acceso a servicios de salud y sociales y, en última instancia, pueden afectar la salud.

El estudio, publicado en Social Science & Medicine-Population Health, es representativo para identificar la discriminación como un posible vínculo clave entre las políticas antiinmigrantes y la salud, señalan expertos.

“Nuestras conclusiones son especialmente preocupantes a la luz de la promesa del presidente electo Donal Trump de tomar una línea dura sobre los inmigrantes y la inmigración, incluyendo la realización de deportaciones masivas”, dice Joanna Almeida, autora principal del estudio y profesora asistente de trabajo social en Simmons College.

“Esta investigación sugiere que el ambiente cada vez más negativo de la política de inmigración y el sentimiento anti-inmigrante es probable que genere niveles más altos de discriminación que tendrán consecuencias negativas para todas los latinos en el país”, agrega Almeida.

Para la sicóloga privada Lilia Hernández, que lidia con problemas familiares, el estudio refuerza lo que la comunidad ya sabe.

“La discriminación puede traer estrés, depresión, ansiedad, desconcentración y muchas otras afecciones que pueden ocasionar otros malestares físicos inclusive dolores de cabeza, palpitaciones, dolor de estomago, vomito etcétera”, dice Hernández.

Aunado a estos malestares “no podemos olvidar que una persona puede dejar de asistir a los servicios de salud por miedo de dar a conocer su estatus legal”, dice la experta. Asimismo, “puede que exista la posibilidad de que un experto en la salud pueda llegar a negarle los servicios a una persona porque la ve como minoría sin derecho”.

Sin embargo, la discriminación ligada a las políticas anti inmigrantes no solo afectan a una persona individualmente, los expertos indican que la discriminación que los padres enfrentan puede afectar negativamente a los hijos, especialmente a los adolescentes.

Un estudio más reciente, publicado en la revista Child Development en mayo, afirma el problema con resultados devastadores en los menores como la ansiedad, el bajo autoestima y hasta el abuso de drogas.

Simplemente el mes pasado, autoridades del condado de Los Ángeles y la ciudad alentaron a la comunidad a denunciar los ataques de discriminación y de odio, los que presuntamente aumentaron en los últimos meses. Ya en el 2015, los crimines de odio presentaron un aumento del 24 por ciento en el condado de Los Ángeles con 483 crimines.

Los expertos indican que este tipo de hallazgos son importantes para que los políticos mismos calmen las actitudes de la comunidad y para que la comunidad pueda ventilar el tema abiertamente.


Anuncio